Mujeres resisten mejor el coronavirus y mueren menos que los hombres

Desde el comienzo de la epidemia, ha surgido una extraña tendencia: los hombres mueren más que las mujeres por el coronavirus. Esta diferencia entre los dos sexos es particularmente pronunciada en Italia, donde los hombres son responsables de más del 70% de las muertes por esta enfermedad, el doble que las mujeres. Es decir que las mujeres resisten mejor el coronavirus que los hombres.

Un fenómeno similar se observa en España y los Estados Unidos. Los últimos datos muestran que la proporción de muertes masculinas es del 62% en Nueva York, 61% en Michigan, 57% en el estado de Washington y 61% en Florida.

Inmunidad especial femenina antiviral contra los virus

Estas estadísticas coinciden con varias observaciones que muestran que las mujeres tienen una respuesta inmunológica mucho mejor que los hombres a la mayoría de los agentes infecciosos. Especialmente contra los virus del VIH, la hepatitis B y C. Los estudios muestran que las células inmunes de las mujeres responden más rápido y con mayor fuerza a los ataques virales. En particular, produciendo mayores cantidades de interferones (una clase de proteínas que impiden que los virus se reproduzcan en nuestras células) y más anticuerpos que neutralizan los agentes infecciosos.

Esta superioridad inmunológica parece involucrar al cromosoma sexual X. En este cromosoma se encuentran alrededor de 60 genes implicados en el funcionamiento de la inmunidad. Como un gen que codifica la proteína del «receptor de peaje 7», que juega un papel muy importante en alertar al cuerpo de la presencia de un virus. Como las mujeres tienen dos copias del cromosoma X y los hombres sólo una, las mujeres tienen más armas inmunológicas para defenderse de las infecciones.

La presencia de dos cromosomas X también optimiza la producción de hormonas sexuales femeninas (estrógenos). Estas hormonas aumentan la producción de moléculas antivirales por parte de las células inmunes, ayudando así a optimizar la respuesta a los agentes infecciosos. En cambio, en los hombres, la testosterona tiene una acción antiinflamatoria que reduce aún más la actividad del sistema inmunológico y los hace más vulnerables.

En términos de supervivencia, los hombres son el «sexo débil».

El sistema inmunológico de una mujer no sólo proporciona una mejor defensa contra las infecciones, sino que también se preserva mejor a medida que envejece. Por lo tanto, contribuye para mejorar la esperanza de vida en casa. De hecho, el 80% de los centenarios actuales son mujeres, así como el 95% de los supercentenarios (110 años o más). La única mancha oscura de esta superioridad inmunológica es que hace que las mujeres sean más susceptibles de desarrollar enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide y el lupus.

En resumen, la mayor tasa de mortalidad de los hombres en la actual epidemia de COVID-19 no es una anomalía, sino que refleja una realidad biológica implacable: en términos de supervivencia biológica, a pesar de su mayor altura y fuerza física superior, son los hombres los que son el sexo débil. Por eso las mujeres resisten mejor el nuevo coronavirus.

También le puede interesar leer: Presencia de coronavirus en fluidos oculares de pacientes infectados

Fuente:

Istituto Superiore di Sanità, Roma. Epidemia COVID-19 : Aggiornamen- to nazionale
https:// www.epicentro.iss.it/coronavirus/ bollettino/Bollettino-sorveglianza-in- tegrata-COVID-19_12-marzo-2020.pdf