Mujer en Paraguay se despierta luego de haber sido declarada muerta

Gladys Rodríguez, una mujer en Paraguay, llegó en condiciones muy graves de salud a la Clínica San Fernando de Coronel Oviedo, en horas de la mañana. La mujer de 50 años fue declarada muerta al poco tiempo de ingresar. Los médicos dijeron que su cáncer de ovarios había sido el culpable del descenso; y no lograron hacer nada por ella.

Todo fue como un agua fría para sus familiares; ellos no esperaban que todo sucedieran tan rápidamente. Pues cuando la llevaron a las 9:30 a urgencias no parecía tan grave; era sólo un problema de presión arterial alta.

A las 11:30, dos horas de haber ingresado, Gladys fue declarada muerta y así fueron notificados sus familiares. A las pocas horas, el hospital entregó la bolsa con el cuerpo de la mujer a una funeraria.

Cuando el personal de la funeraria recibió el cuerpo de Gladys, la sorpresa fue muy fuerte; pues dentro de la bolsa algo se movía. ¡Sí! Gladys estaba viva, aunque no del todo consciente aún. El personal de la funeraria la auxilió oportunamente y la trasladaron a otro hospital; donde se encuentra estable.

Sandra Duarte, la hija de Gladys atacó al Dr. Heriberto Vera, quien fue el encargado de atender a su madre en la clínica San Fernando. Ella lo acusa por no intentar salvarla: «La entregó desnuda como un animal junto con el certificado de defunción. Ni siquiera intentó resucitarla. Confiamos en él, por eso fuimos allí. Pero todo lo que hicieron los médicos fue entregarla a la funeraria», afirmó la mujer muy enfurecida.

Este caso le ha dado la vuelta al mundo. Afortunadamente, Gladys, esta mujer en Paraguay declarada muerta erróneamente, se pudo salvar antes de que fuera demasiado tarde.

También te puede interesar leer: Las primeras pruebas de la vacuna contra el coronavirus han comenzado