Mononucleosis: lo que debes conocer sobre la enfermedad del beso

La mononucleosis es una enfermedad que aún hoy, en pleno siglo XXI, es poco conocida. Popularmente, se le llama la enfermedad del beso, pero ¿realmente se transmite por un beso? Aquí encontrarás toda la información que debes saber sobre esta enfermedad, que es más común de lo que se piensa.

¿Qué es la mononucleosis?

Es una enfermedad infecciosa causada por el virus de Epstein-Barr o EBV, perteneciente a la  familia del virus del herpes, que ataca principalmente a adolescentes y adultos jóvenes, aun cuando puede afectar a cualquier otro grupo etario sin distinción de edad o género.

¿Realmente es la enfermedad del beso?

Este nombre popular no se debe al azar, ya que ciertamente el virus que causa la mononucleosis se transmite principalmente a través de la saliva. Sin embargo, hay otras formas de contagio.

¿Qué sucede cuando el virus EBV ingresa en el cuerpo?

Prolifera en la zona de la boca y luego se aloja en los ganglios. Es capaz de permanecer allí toda su vida sin recurrencia y de forma silenciosa. Sin embargo, las personas infectadas con el virus pueden contagiar a otros a través de su saliva, incluso en el período de incubación de la enfermedad que tarda entre 4 a 6 semanas.

¿Cuáles son los síntomas de la mononucleosis?

Por lo general, siempre inicia con la fatiga que aumenta de forma progresiva y seguido de fiebre moderada (38 ° C). Después, aparecen otros síntomas combinados:

  • Fatiga y dolor muscular agudo
  • Angina dolorosa
  • Dificultad para tragar
  • Pérdida del apetito
  • Ganglios inflamados, especialmente en el cuello
  • Dolor de cabeza

¿Cuáles son las posibles complicaciones si padezco de Mononucleosis?

En general, la mononucleosis es una enfermedad benigna y sus síntomas desaparecen en pocos días. Pero desafortunadamente, en algunos casos hay complicaciones que pueden ser serias para quien la padezca.

Estas complicaciones podemos agruparlas en:

  • Afectación de órganos: algunos órganos pueden verse afectados, como el cerebro, riñones, corazón y pulmones; así como como el bazo. En este caso, el órgano desarrolla una enfermedad secundaria como: meningitis, nefritis, neumonía, miocarditis, etc.  En su fase más aguda, el bazo puede romperse, aunque esta complicación es inusual.
  • Complicaciones sanguíneas: el paciente puede presentar anemia, disminución en el número de plaquetas presentes en la sangre, que causarán manchas rojas purpúreas en todo el cuerpo.
  • Síndrome de fatiga crónica: si la evolución de la mononucleosis se da de forma crónica, el paciente enfermo puede sentir fatiga constante, acompañado de dolor en la garganta, cabeza y  músculos.
  • Complicaciones poco frecuentes: pueden aparecer trastornos psicológicos y neurológicos.
  • Predisposición para la aparición de cáncer: el cáncer de nasofaringe y el linfoma se desarrollan principalmente en personas con mononucleosis.

¿La mononucleosis tiene tratamiento?

Dado que es una enfermedad causada por un virus, el tratamiento se centra en tratar los síntomas que aparecen, principalmente la fiebre, dolor, y fatiga.

¿Qué hacer para prevenir esta enfermedad?

Sigue estas simples recomendaciones para evitar la propagación de enfermedad altamente contagiosa:

  1. Evita cualquier contacto directo, como besarse en labios o mejillas con otros.
  2. Lávate las manos con frecuencia, especialmente cuando has tosido o sangrado.
  3. Cúbrete bien la boca cuando tosas o estornudes.
  4. Si hay un persona enferma en casa, limpia adecuadamente todos los objetos cotidianos utilizados.
  5. Ventila el interior de su casa al menos una vez durante el día.
  6. Ante la aparición de cualquier síntoma consulte a su médico. El diagnóstico temprano es vital.

La enfermedad del beso es prevenible y benigna en la mayoría de los casos. Por esto, toma las recomendaciones e información que te hemos dado para que logres mantener el control de la propagación de este virus.