Mitos sobre la alimentación y su impacto en la salud

Existen muchas creencias erróneas alrededor de los alimentos y la nutrición que pueden comprometer tu salud general. Aquí, te mostramos los mitos más comunes sobre la alimentación que debes conocer.

1. ¿Es cierto que la vitamina C interrumpe las ganas de dormir?

La vitamina C es una reconocida fuente de bienestar y energía al organismo, asocian sus propiedades con la interrupción del sueño. Esta información es falsa, pues la vitamina C realmente favorece al sueño, así que puede ser consumida antes de dormir.

2. ¿Durante el invierno hay que ingerir mayor cantidad de comida?

Al igual que los animales que entran en estado de hibernación, se conoce popularmente el mito de que se debe comer más al llegar el invierno, esto con la finalidad de equilibrar la temperatura corporal.

Este hecho se conoce como termorregulación y es habitual cuando el cuerpo se encuentra muy expuesto a bajas temperaturas, casi extremas. Sin embargo, hoy en día, la mayoría de las personas están mejor protegidas del frío y la termorregulación a tales niveles es innecesaria, por lo que este mito es descartable en la mayoría de los casos.

3. La comida se aprovecha mejor en la noche

Los creyentes de las cenas abundantes mantienen la idea de que al suministrar al cuerpo una cantidad sustanciosa de alimentos durante la noche, el cuerpo lo almacenará y procesará sin problemas.

La realidad está en que el cuerpo usa la poca energía durante su estado de reposo, manteniendo solo las funciones necesarias. Expertos en la materia nutricional recomiendan hacer ingestas grandes de comida durante el día para aprovechar mejor sus beneficios.

4. La naranja no es la reina de la vitamina C

Es la fruta icono para representar la abundancia en esta vitamina, pero la realidad es que existen otros alimentos con mayor cantidad de vitamina C que esta fruta. Si tiene deficiencia de esta vitamina, puede acudir a frutas como la guayaba o el kiwi, verduras como el brócoli y coles de bruselas para levantar los niveles.

5. Carnes de salchicha como fuente de acné

Es fuente en ácidos grasos sobresaturados se asocia a la salchicha con brotes de acné. Aunque es una idea que se ha venido tomando fuerza con los años, estudios no han demostrado la relación de esta carne con el padecimiento dermatológico.

6. ¿Por qué relacionan el pan con ganar peso?

Es uno de los mitos más conocidos en el mundo de la salud gastronómica por su alta riqueza en almidón. Este mito se ve derrumbado gracias a estudios y observaciones que apuntan más al acompañamiento del pan como fuente para ganar peso indeseado.

El almidón, al contrario, evita que aumento de peso, los bocadillos que poseen almidón como el caso del pan, promueven la sensación de saciedad.

7. Chocolate negro vs chocolate de leche, ¿cuál posee más calorías?

Es uno de los alimentos más demandados, y al mismo tiempo, uno de los que posee gran cantidad calórica. Ambos chocolates poseen la misma cantidad de calorías, pero la concentración de cacao indica que existen mayores niveles de grasa.

Aunque el chocolate oscuro posee menos azúcar, esto lo puedes evaluar en el grosor del mismo. Pero a nivel calórico, posee el mismo impacto en el organismo que uno en base a leche.

8. La espinaca no es el alimento con mayor cantidad de hierro

Se conoce desde hace mucho tiempo las bondades nutricionales de la espinaca, sobre todo en sus fuentes de hierro. ¿Sabías que no es la que tiene mayor concentración de este mineral? El perejil es una de las plantas con mayores fuentes de hierro.

Dato curioso sobre las hierbas ricas en este mineral, está en el hecho de que el hierro de las mismas no puede ser procesado del todo por el cuerpo y necesitan ser acompañados por carnes rojas o pescados para poder procesarlas debidamente.

9. La yema de huevo es rica en grasa

Cuando se requiera de una fuente baja en grasa, la yema de huevo rompe el mito de todo el que crea lo contrario. La yema, a diferencia de otros alimentos, posee un bajo nivel de colesterol y grasas saturadas, a diferencia del resto del huevo que es rico en lípidos que pueden generar enfermedades cardiovasculares.

Los diferentes tipos de alimentos que existen poseen mitos en torno a sus propiedades, algunos establecidos en localidades y otros extendiéndose por todo el mundo. Al final de todo, quien te puede orientar debidamente es un médico nutricionista. No temas a consultar, esto puede marcar una diferencia en tus planes para ganar o perder peso.