Tomar té mejora la absorción de hierro según estudio

Tomar té al menos una hora después de una comida permite una mejor absorción del hierro, como se muestra en este estudio clínico aleatorio.

La deficiencia de hierro es común en todo el mundo, incluso en nuestros países, y afecta especialmente a las mujeres en edad de procrear y a los niños. La reducción o eliminación de la carne, cada vez más frecuente, hace que la cobertura de las necesidades de hierro sea aún más precaria.

De hecho, el hierro hem de los productos animales se absorbe mucho mejor que el hierro mineral de las plantas. Además, se sabe que el té contiene polifenoles que son capaces de formar complejos insolubles con el hierro, reduciendo así su absorción intestinal. Esto explica por qué parte del hierro de los cereales de desayuno se pierde si se consume té al mismo tiempo…

Beber agua o té en la mesa

Este estudio investigó hasta qué punto el tomar té a la misma hora o una hora después del desayuno altera significativamente la tasa de absorción de hierro. Para ello, 12 mujeres de 24,8 años de edad en promedio comieron una papilla algo especial en tres ocasiones diferentes. Con la adición de 4 mg de hierro etiquetado (Fe57) en forma de sulfato de hierro, esta papilla se acompañaba de agua, té negro durante la comida o el mismo té que se bebía una hora después de la comida.

Tomar té una hora después de la última comida

Los resultados muestran que, en comparación con una comida tomada con agua, una comida tomada con té produce una reducción del 37,2% en la absorción de hierro, lo que constituye una prueba objetiva del efecto inhibidor del té. Por otro lado, cuando se toma té una hora después de la comida, este efecto inhibidor se reduce en un 50%, con una reducción en la absorción de hierro de sólo un 18,1% en comparación con la comida tomada con agua. Esto puede tener repercusiones concretas en el asesoramiento que se ha de dar a las personas que corren el riesgo de sufrir una carencia de hierro. También apoya el concepto de la «hora del té», es decir, ¡tomar té fuera de las comidas principales!

 

Fuente:

Ahmad Fuzi S.F. et al. A 1-h time interval between a meal containing iron and consumption of tea attenuates the inhibitory effects on iron absorption: a controlled trial in a cohort of healthy UK women using a stable iron isotope. Am J Clin Nutr; 106(6): 1413-1421.