Bienestar

Medicamentos y suplementos dietéticos que elevan la presión arterial

Algunos medicamentos de venta con o sin receta, así como los suplementos y otras sustancias, pueden elevar la presión arterial. Algunos también pueden interferir con los medicamentos diseñados para reducir la presión arterial.

Aquí hay algunos medicamentos, suplementos y otras sustancias que pueden elevar la presión arterial. Si está usando alguna de estas sustancias y le preocupan los efectos que pueden tener en su presión arterial, hable con su proveedor de atención médica.

  1. Medicamentos para el dolor

    Algunos analgésicos y antiinflamatorios pueden hacer que retengas agua. Esto crea problemas de riñón y aumenta la presión sanguínea. Aquí hay algunos ejemplos:
    Hágase revisar la presión arterial regularmente. Pregúntele a su médico cuál es el mejor medicamento para usted. Si necesita seguir tomando medicamentos para el dolor que aumentan la presión arterial, su proveedor de atención médica puede recomendarle que haga cambios en su estilo de vida o que tome medicamentos adicionales para controlar la presión arterial.

  2. Antidepresivos

    Los antidepresivos funcionan alterando la respuesta del cuerpo a los químicos del cerebro. Estos incluyen la serotonina, norepinefrina y dopamina, que afectan a su estado de ánimo. Estas sustancias químicas también pueden hacer que su presión arterial aumente. Aquí hay algunos ejemplos de antidepresivos que pueden aumentar la presión arterial:
    – Venlafaxina
    – Inhibidores de la monoamino oxidasa
    – Antidepresivos tricíclicos
    – Fluoxetina (Prozac)

    Si está tomando antidepresivos, hágase controlar la presión arterial con regularidad. Si su presión arterial aumenta o no está bien controlada, pregunte a su médico sobre las alternativas a estos medicamentos.

  3. Píldoras anticonceptivas

    Las píldoras anticonceptivas y otros métodos hormonales de control de la natalidad contienen hormonas que pueden aumentar la presión arterial al estrechar los pequeños vasos sanguíneos. Casi todas las píldoras anticonceptivas, parches y anillos vaginales vienen con advertencias de que la presión arterial alta puede ser un efecto secundario.
    El riesgo de padecer hipertensión arterial es mayor si se es mayor de 35 años, se tiene sobrepeso o se fuma.
    No todas las mujeres tendrán presión alta debido al uso de anticonceptivos hormonales. Pero si le preocupa, hágase revisar la presión sanguínea al menos cada seis o doce meses. Si ya tiene la presión arterial alta, considere la posibilidad de usar otra forma de anticoncepción.

  4. La cafeína

    Unos 200 a 300 miligramos de cafeína pueden causar un aumento temporal de la presión arterial. La cafeína bloquea una hormona que mantiene abiertos los vasos sanguíneos, permitiendo que la sangre fluya fácilmente. Esto puede aumentar temporalmente la presión arterial. También puede causar un aumento en la producción de cortisol y adrenalina. Esto acelera el flujo sanguíneo y hace que la presión arterial aumente. Sin embargo, no hay suficientes pruebas para establecer que la cafeína aumenta la presión arterial a largo plazo.

    A continuación se presentan algunos ejemplos de medicamentos y productos que contienen cafeína:

    – Píldoras de cafeína
    – Café
    – Energía y otras bebidas

    El contenido de cafeína del café puede variar considerablemente. Por lo tanto, es difícil decir cuántas tazas de café se pueden beber por día. Además, algunos estudios sugieren que el café puede contener una sustancia que disminuye la presión arterial, neutralizando así cualquier efecto estimulante.

    Para saber si la cafeína eleva la presión arterial, compruebe la presión arterial unos 30 minutos después de tomar una taza de café. O otra bebida con cafeína. Si su presión sanguínea aumenta de cinco a diez puntos, puede que sea sensible a los efectos de la cafeína en la presión sanguínea.

  5. Medicamentos para el resfrío (descongestionantes)

    Los descongestionantes estrechan los vasos sanguíneos. Esto dificulta la circulación de la sangre y aumenta la presión arterial. Los descongestionantes también pueden hacer que algunos medicamentos para la presión arterial sean menos eficaces. Aquí hay algunos ejemplos de descongestionantes:
    – Seudoefedrina
    – Fenilefrina

    Revise la etiqueta de su medicamento para el resfrío o la alergia para ver si contiene un descongestionante. Si tienes presión arterial alta, es mejor evitar los descongestionantes. Pregunte a su médico o farmacéutico si hay algún producto de venta libre para el resfriado disponible para las personas con hipertensión.

  6. Suplementos dietéticos herbales

    Asegúrese de informar a su médico acerca de cualquier suplemento herbario que esté tomando o planee tomar. Esto es para ver si el suplemento podría aumentar su presión arterial o interactuar con los medicamentos para la presión arterial. A continuación se presentan algunos ejemplos de suplementos herbales que pueden afectar a la presión arterial o a los medicamentos para la presión arterial:
    – Árnica (Árnica montana)
    – Naranja amarga (Citrus aurantium)
    – Efedra (ma-huang)
    – Ginseng (Panax quinquefolius y Panax ginseng)
    – Guaraná (Paullinia cupana)
    – Regaliz (Glycyrrhiza glabra)
    – Hierba de San Juan (Hypericum perforatum)

    Los complementos alimenticios a base de hierbas no son necesariamente seguros porque son naturales. Consulte a su proveedor de atención médica antes de tomar suplementos alimenticios herbales. Es posible que deba evitar los suplementos que elevan la presión arterial o que interfieren con los medicamentos para la presión arterial.

  7. Estimulantes

    Los estimulantes, como el metilfenidato (Ritalin), pueden hacer que el corazón lata más rápido o de forma irregular, lo que aumenta la presión arterial. Hágase revisar la presión arterial regularmente si está tomando un estimulante. Si su presión arterial aumenta o no está bien controlada, pregunte a su médico sobre las alternativas a estos medicamentos. Puede recomendar cambios en el estilo de vida.

  8. Drogas ilegales

    Las drogas ilegales pueden elevar la presión arterial al estrechar las arterias que suministran sangre al corazón. Esto aumenta el ritmo cardíaco y daña el músculo cardíaco.
    Aquí hay algunos ejemplos de drogas ilegales que pueden afectar a su corazón:
    – anfetaminas, incluida la metanfetamina
    – Esteroides anabólicos
    – Cocaína
    Si usa drogas ilegales, es importante que deje de hacerlo. Busque ayuda de su médico y recurra a programas de asesoramiento o de tratamiento contra las drogas.

También te puede interesar leer: Presión arterial alta: Todos los síntomas que no deben subestimarse

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.