Mantener un vaso de agua junto a la cama al dormir, puede ser peligroso

El hábito de mantener un vaso de agua junto a la cama durante la noche es bastante común; sobre todo en época de verano donde el calor puede generar sed en mitad de la noche. Con esta costumbre, las personas evitan tener que pararse hasta la cocina cuando la sed ataca a altas horas de la noche.

Pero, con respecto a esto, algunas investigaciones advierten que esta costumbre no es buena y que en lo posible debe evitarse; realmente podría terminar siendo peligroso para la salud.

Alerta de gérmenes

Por un lado, las altas temperaturas pueden ocasionar que se libere Bisfenol A presente en el plástico; esto arruinaría por completo el agua, contenida en una botella o en un vaso de este material.

Por otro lado, al mantener un vaso de agua junto a la cama, durante la noche, se corre un alto riesgo. El hecho de tener el vaso, sin ninguna clase de tapa, dejando el agua descubierta, puede ser un lugar perfecto para que se reproduzcan gérmenes y bacterias. Así como tampoco es una buena práctica, reutilizar para esto las botellas plásticas que son destinadas para ser de solo uso.

Lo ideal, para resolver esta situación es que se usen preferiblemente botellas de vidrio. Este material es mucho más higiénico y con un lavado constante, las bacterias desaparecen. Así que el consejo principal es no utilizar las botellas de plástico, en la medida que sea posible.

Es importante recalcar que aunque las de vidrio son más seguras, se deben mantener limpias, cambiar el agua y mantener cerradas, especialmente si son utilizadas en las noches.

Entonces, si se quiere mantener un vaso de agua por las noches, junto a la cama, debe ser uno de vidrio y con tapa.

También te puede interesar leer: Cantidad correcta de agua: cuánta tomar según tu peso