Consecuencias de mantener bajos niveles de hierro

La hemoglobina baja es el resultado de una deficiencia de hierro, aprende a mantener los niveles estables, ya que este es el principal transportador de oxígeno al organismo.

El cuerpo necesita del hierro para ejercer sus diferentes procesos metabólicos. En la formación de hemoglobina es requerida una gran cantidad de hierro, debido a que entre sus funciones puedes encontrar la oxigenación de las células y el cuidado del sistema inmunitario.

Cuidar los niveles del hierro mantiene alejados los padecimientos frecuentes que surgen de esto, como es el caso de la anemia. Mantener los niveles de hierro regulares o más, mantendrá al organismo en el top de sus defensas contra anomalías o irregularidades.

¿Qué origina bajos niveles de hierro?

La OMS señala que la primera causa a nivel nutricional es mantener una dieta baja en hierro. Aunque es un problema que nos puede ocurrir a todos, la población femenina es la más afectada.

Entre las principales causas se encuentran: déficit en el consumo de carnes rojas, medicamentos que bloquean receptores de este mineral, consumir té o productos ricos en fibra en exceso.

Las mujeres deben tener más cuidado

El problema afecta mayormente a las mujeres por causas motivadas por su fisiología que abarcan el estado de embarazo, por las necesidades en aumento a causa del estado, y el sangrado menstrual.

En los hombres no es poco común, pero tiene menor frecuencia a presentarse, entre los factores que muestran déficit de hierro en la dieta se puede originar por exceso de ejercicio, sangrado en el tracto digestivo, y el más grave, por cáncer de colon.

Síntomas por deficiencia de hierro

Entre los más frecuentes puedes conseguir:

  • Fatiga y cansancio constante.
  • Sensación de agotamiento o debilidad.
  • Desorden de atención.
  • Palidez en áreas como las palmas de las manos y cara.

Cómo reconocer la anemia

Es el padecimiento común y lo puedes reconocer por los siguientes síntomas en común como la inflamación en la lengua, caída del pelo, irritabilidad, sudoración constante y fragilidad de las uñas.

Recomendaciones para combatir la deficiencia de hierro

Lo principal es hacer un cambio a esa dieta que solo ha logrado perjudicar, incluyendo alimentos como pescados, ostras y legumbres. Sin embargo, recomendamos acudir con un médico para que te realice exámenes de sangre, así podrás descartar la presencia de algún padecimiento como la anemia o sangrado de colon.

La dieta debe ser recomendada por un nutricionista o médico especialista, evita seguir tratamientos por tu cuenta porque pueden empeorar la situación.