¿Mala ventilación en casa? ¡Descubre las señales y respira aire limpio!

Si sufres de alergia cuando estás en tu casa, ya sea respiratoria o en la piel, es probable que tu casa tenga aire viciado o contaminado. Este problema suele pasar desapercibido, porque las personas creen que hay mayor contaminación en las calles que en el hogar, pero la verdad es que el aire en tu hogar puede llegar a estar hasta 100 veces más contaminado que el exterior.

Aquí te contaremos algunas de las señales de que tu hogar tiene aire contaminado y qué puedes hacer para que puedas respirar un aire más limpio en tu casa.

¿Cómo saber si el aire de tu casa está contaminado?

Los síntomas de respirar aire contaminado pueden ser muchos, desde padecimientos físicos hasta psicológicos:

  • Irritación en ojos, nariz y garganta
  • Dolor de cabeza
  • Tos
  • Rinitis
  • Infecciones respiratorias
  • Bronquitis crónica
  • Cansancio
  • Insomnio
  • Debilidad
  • Ansiedad y depresión

Principales factores de contaminación en casa

Además de la falta de ventilación, que es uno de los principales, los factores de contaminación en el hogar son muchos:

Productos químicos

Los productos químicos de limpieza contribuyen en gran medida con la contaminación. Debes tener cuidado de no usarlos en exceso y de ventilar la casa después de limpiar. Sobre todo intenta no usar disolventes, ambientadores insecticidas, velas aromáticas o incienso en exceso.

Tabaco

Si fumas en casa, debes saber que el humo de cigarrillo y las cenizas contaminan mucho el aire. Si es posible evita fumar dentro o permite una buena ventilación mientras lo haces.

Materiales y muebles

Los muebles viejos son nidos de ácaros y bacterias, no es recomendable conservarlos. Otros materiales que también pueden contaminar el ambiente son madera vieja, suelos corroídos, pvc, etc.

Carga eléctrica del ambiente

Los iones en la atmósfera tienen un balance ideal para la vida del ser humano y los animales. Si la carga del aire es positiva en exceso puede afectar la salud de las personas. Esto ocurre cuando hay demasiados aparatos electrónicos en un sólo lugar y falta de ventilación.

Si varios de estos factores ocurren simultáneamente, las consecuencias para la salud pueden ser muy graves, por eso es mejor tomar en cuenta los siguientes consejos:

Consejos para mantener el aire más limpio

  • Haz una limpieza continua de tu casa, si es posible remueve el polvo una vez al día.
  • Abre las ventanas de tu hogar. Lo mejor es que sea por la mañana o cuando haya menos tráfico, durante unos 15 minutos.
  • Evita la humedad. Puedes usar un deshumidificador si vives en un lugar muy húmedo, así previenes que los ácaros y bacterias se multipliquen.
  • Puedes tener plantas en tu hogar, estas ayudan a que el aire sea más puro. Algunas plantas son especiales para eliminar tóxicos como la drácena, el bonsai Crassula arborescens y la sansevieria.
  • No uses la calefacción en exceso porque eliminas toda la humedad. Lo más recomendable es mantenerla a unos 22 ºC en las áreas comunes y 18 ºC en los dormitorios.
  • Si en tu hogar el problema es la sequedad en el ambiente, puedes comprar un humidificador.
  • Los purificadores e ionizadores son otra forma de mejorar el aire de tu casa. Estos aparatos eliminan esporas de moho, olor a tabaco, el exceso de ozono, virus, ácaros, bacterias y malos olores.

Ahora puedes reconocer los síntomas de respirar aire contaminado y tomar las medidas necesarias para cuidar tu salud. No dejes de lado estas recomendaciones, porque cuidar el bienestar de tu hogar y tu familia debe ser lo más importante siempre