Mal uso de antibióticos: enfermedades comunes para las que no son útiles

El verano está terminando y la temporada de frío vendrá paso a paso. Con él, las enfermedades infecciosas del tracto respiratorio superior y también las infecciones de oído empezarán a subir de nuevo. Algunos pacientes tienen la mala idea de presionar al doctor para que recete en casi todos los casos antibióticos. Es importante dejar que el profesional de la salud haga su elección libremente sin influir en ella, porque en algunos casos los antibióticos son simplemente inútiles y, como sabemos, el  mal uso o demasiado frecuente aumenta el riesgo de resistencia. Esto es particularmente el caso de las infecciones virales, en las que los antibióticos no actúan contra ellas, sino sólo contra las bacterias.

4 enfermedades comunes contra las cuales los antibióticos son inútiles

Cuanto más antibióticos se utilizan en la medicina humana y veterinaria, más cuantitativa y estadísticamente hay un aumento en el número de bacterias que pueden desarrollar resistencia a estos medicamentos. Con el mal uso de los antibióticos, las bacterias pueden encontrar una salida y volverse insensibles a su acción.

1. Sinusitis

La sinusitis suele ser de origen viral, en cuyo caso los antibióticos son inútiles. E incluso para la sinusitis aguda de origen bacteriano, los antibióticos son de poca utilidad, sobre todo porque esta forma de sinusitis suele desaparecer por sí misma en una semana. Un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association ha demostrado la falta de eficacia de los antibióticos en la sinusitis bacteriana aguda para aliviar o reducir los síntomas de la sinusitis.

Como resultado de este estudio, muchos médicos ahora recomiendan no usar antibióticos en la sinusitis bacteriana aguda de leve a moderada y prescriben los mismos tratamientos que para la sinusitis viral aguda (descongestionantes, agua fisiológica). Sin embargo, en el caso de una sinusitis bacteriana aguda que sea grave o que dure mucho tiempo, por ejemplo más de 10 días, su médico decidirá el mejor tratamiento (con o sin antibióticos).

2. Bronquitis y tos

La mayoría de los casos de bronquitis y tos son de origen viral, por lo que los antibióticos también son innecesarios en estas situaciones. Sin embargo, es posible, y a veces se recomienda, utilizar antibióticos si la tos no desaparece después de 14 días. El médico realizará las pruebas habituales.

3. Otitis

En los niños, un promedio del 80% de las infecciones de oído pueden ser tratadas de forma natural en unos pocos días (aprox. 3 días) sin necesidad de antibióticos.
En Francia, los médicos recomiendan no tratar la otitis media aguda durante las primeras 72 horas. El médico prescribirá antibióticos en caso de complicaciones y especialmente en los niños de entre 6 meses y 2 años de edad, un grupo de edad con mayor riesgo de complicaciones.

4. Dolor de garganta y angina

Según un estudio de la revista especializada JAMA Internal Medicine, los médicos americanos prescriben erróneamente demasiados antibióticos para los dolores de garganta. El estudio, que examinó los datos médicos de 1996 a 2010, muestra que los médicos prescriben un antibiótico a un paciente con dolor de garganta en el 60% de los casos.

Los antibióticos sólo son efectivos para los dolores de garganta causados por bacterias, como la faringitis estreptocócica. Según los investigadores, sólo el 10% de las personas con dolor de garganta tienen angina bacteriana. Por lo tanto, hay un claro exceso de prescripción de antibióticos.

Para estos 4 casos, existen soluciones naturales para aliviar los síntomas desagradables y calmar la inflamación y así, evitar el mal uso de los antibióticos.

También te puede interesar leer: Antibióticos: efectos secundarios a largo plazo por su abuso