Signos de alarma de insuficiencia de potasio en la sangre

El potasio es un mineral muy esencial para tu organismo. Sobre todo, para mantener una adecuada proporción de líquidos y, además, representa un papel fundamental en la dirección de las presiones eléctricas en las células musculares y nerviosas.

Precisamente por eso, presentar insuficiencia de potasio en la sangre podría ser señal de otros factores patológicos. De allí, la importancia de conocer y reconocer sus signos de alarma.

Señales de que tienes insuficiencia de potasio en la sangre

Un bajo consumo de líquidos, aunado a una ingesta excesiva de sodio (sal), además de abuso de alcohol y, tener transpiración incontrolada, son algunos factores que dan paso a que los niveles de potasio en la sangre disminuyan considerablemente. Para identificar sus signos de alarma, considera lo siguiente:

●       Presión arterial elevada

La hipertensión es una consecuencia de excederse en el consumo de alimentos ricos en sodio, y consumir pocas frutas y vegetales. Cuando estás atravesando por una insuficiencia en los niveles de potasio, es usual que mantengas una presión arterial fuera de los rangos normales, ya que el déficit altera al organismo en general.

●       Cansancio y debilidad constante

Considerando que el potasio cumple la función de guiar los impulsos eléctricos en las células musculares, las molestias en esta área son las primeras en aparecer. Así que el cansancio constante, dolencias en la musculatura, espasmos y debilidad excesiva, son signos que afectan tanto a brazos, como piernas, y músculos gastrointestinales y respiratorios.

●       Alteraciones digestivas

Tomando en cuenta lo anterior, este mineral debe comunicar adecuadamente las señales del cerebro a los músculos situados en el aparato digestivo. A fin de que estas señales puedan fomentar las contracciones que permitan revolver e impulsar los alimentos para que puedan digerirse. Por ello, se suele presentar dolor y retención de líquidos en el área abdominal por una insuficiencia de potasio.

●       Latidos cardíacos irregulares

Cuando el déficit de potasio se mantiene por un período prolongado, suele alterar los latidos del corazón, provocando que su funcionamiento sea atípico. Por eso, las palpitaciones irregulares poco a poco se hacen presentes, sobre todo mientras realizas tu rutina habitual fuera de los ejercicios físicos. Igualmente, al ralentizar el ritmo del corazón, los mareos suelen acompañar los latidos anormales.

●       Entumecimiento y hormigueo persistente

Por lo general, afecta piernas, pies, manos y brazos. Considerando que el potasio representa un papel fundamental a nivel de los nervios, cuando hay deficiencia de este mineral se atenúan las señales nerviosas. Por ende, se produce hormigueo y entumecimiento en las partes mencionadas, y puede mantenerse de forma persistente.

La insuficiencia de potasio en la sangre podría derivar en otras patologías, así que da relevancia a estas señales de alarma y acude a consulta médica.

Leer También :

Hipertensión: si deseas bajar la presión arterial, una buena alimentación es mejor que los medicamentos.