Las 5 señales que evidencian la falta de hierro

Las 5 señales que evidencian la falta de hierro

Si al final de la jornada terminas agotada, irritable. Si tus periodos son abundantes, tu rostro no tiene color y las uñas se parten, puede que te haga falta incluir este mineral en tu dieta.

Adelgazar con salud no es tarea sencilla. Métodos que acaben con la salud física y emocional pululan. Unas de las consecuencias de las malas dietas es privar al organismo de las vitaminas y minerales necesarios para ejecutar bien sus funciones; entre las más frecuentes está la falta de hierro.

Las mujeres son las más afectadas por esta deficiencia, debido a las pérdidas sanguíneas en los periodos menstruales y durante el parto. Y el hierro es fundamental debido a que produce hemoglobina, una proteína que ayuda a las células de la sangre a liberar oxígeno.

Algunas de las señales que reflejan la ausencia del hierro en el organismo son:

1. Cansancio extremo: debido a que el hierro ayuda a oxigenar las células, su ausencia hace que el cuerpo no tenga lo que necesita y como consecuencia te sientas agotada la mayor parte del tiempo.  Incluso, puedes estar irritable y desconcentrada. Por algo se dice que en este estado tienes la ‘sangre cansada’.

2. Los periodos son abundantes: es una de las señales más frecuentes de la deficiencia de hierro.  Si tienes que cambiar de tampón o toalla cada dos horas, es necesario visitar al médico.

3. Palidez: si las células sanguíneas no están bien, tú no te ves bien. Estarás pálida.

4. Te falta aire: ¡claro, si tus células no lo tienen! Si hiperventilas con cualquier movimiento, debes estar alerta.

5. Estás ansiosa: pero no tienes razón para estarlo.  Es normal que si te falta hierro, te sientas ansiosa.

Y, ¿cómo superar esta deficiencia? La Fundación Española del Corazón da los siguientes consejos:

La causa más frecuente de deficiencia de hierro es por la no inclusión del mineral en nuestra dieta.

Tomar suplementos de hierro entre las comidas, debido a que el estómago vacío mejora la absorción.

Acompañar esta ingesta de suplementos con alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos, para favorecer la absorción.

El hierro de origen vegetal es el que mejor se absorbe. Lo podrás encontrar en productos como las carnes rojas, el pavo, conejo, algunos pescados y la yema del huevo.

Las verduras ricas en este mineral son las de hoja, como las espinacas, el perejil, y las legumbres.