Bienestar

Los riesgos del sexo en el agua: En una piscina, un jacuzzi, una ducha, un baño libre

Tener sexo en el agua puede ser divertido e íntimo. Sin embargo, también puede presentar retos y problemas de seguridad.

Tener sexo en el agua puede ser divertido e íntimo. Sin embargo, también puede presentar retos y problemas de seguridad. Si no hay una forma adecuada de tener relaciones sexuales en el agua, hay problemas potenciales. En el agua, las personas deben ser conscientes del riesgo de lesiones o daños por resbalones, caídas o ahogos.

Las personas que mantienen relaciones sexuales en el agua también corren el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual (ITS), mientras que el riesgo de irritación vaginal e infección del tracto urinario (ITU) es mayor. Las personas que desean tener relaciones sexuales más seguras deben utilizar métodos anticonceptivos impermeables, como la píldora anticonceptiva o el DIU. Los preservativos pueden seguir siendo eficaces en el agua, pero es más probable que se rompan, se aflojen o se deslicen. También hay que ser consciente de los problemas legales que pueden surgir por mantener relaciones sexuales en público.

Algunas personas optan por practicar el sexo en el agua, ya que puede ayudar a aliviar los problemas de movilidad o los dolores articulares. El agua también puede hacer que el sexo sea más placentero que tenerlo fuera del agua.

Relaciones sexuales en una piscina

Practicar sexo en el agua puede ser divertido, pero puede presentar problemas de seguridad, como el ahogamiento. El sexo en la piscina ofrece mucha variedad porque suele haber más espacio para moverse. Sin embargo, el riesgo de ahogamiento es mayor, sobre todo si la persona está bajo los efectos de las drogas o el alcohol. El sexo en una piscina pública también puede exponer a las personas a problemas legales.

Para disfrutar del sexo en una piscina, es aconsejable seguir estos consejos:

  • No tengas relaciones sexuales en una piscina privada. Asegúrate de que la piscina no sea visible para los demás.
  • Nunca practiques sexo en una piscina si estás borracho o bajo los efectos del alcohol.
  • Intenta utilizar los elementos de la piscina, como los escalones, para ponerse en una posición más cómoda.
  • Ten en cuenta los efectos de sequedad del cloro. Este producto químico puede irritar la piel, por lo que puede ser necesario utilizar un lubricante.
  • Evite las relaciones sexuales que impliquen la cabeza de la persona bajo el agua. Por ejemplo, puede ser peligroso que una persona rodee con sus piernas a su pareja que le está practicando sexo oral.

Sexo en aguas abiertas

El sexo en aguas abiertas es el tipo de sexo más arriesgado. Las fuertes corrientes pueden dificultar el disfrute del sexo y el riesgo de ahogamiento es mucho mayor. Las aguas abiertas también pueden contener parásitos, que pueden causar enfermedades relacionadas con el agua. Este tipo de agua también puede ser de dominio público, lo que expone a la pareja a cargos.

Para reducir los riesgos y disfrutar del sexo en aguas abiertas:

  • Evita las relaciones sexuales en aguas profundas. Es mejor tener relaciones sexuales en la orilla, donde es fácil encontrar una buena posición y donde el riesgo de ahogarse es menor.
  • Considera la posibilidad de mantener relaciones sexuales en un flotador o balsa, en lugar de en el agua.
  • Cuidado con el público que puede sorprenderte

Sexo en un jacuzzi

Los jacuzzis pueden ser agradables, especialmente en una noche fría. Sin embargo, es fácil que una persona se sobrecaliente en el agua caliente, y puede que no se dé cuenta de cuánto está sudando. En el caso de las personas con determinadas afecciones médicas, como las enfermedades cardíacas, las bañeras de hidromasaje pueden aumentar el riesgo de que se produzcan latidos irregulares del corazón. Las mujeres embarazadas tampoco deben mantener relaciones sexuales en los jacuzzis.

Un estudio de 2014 demuestra que el uso prolongado de saunas y jacuzzis puede dañar los espermatozoides, lo que afecta a la fertilidad. Por este motivo, las parejas que intentan quedarse embarazadas deberían considerar la posibilidad de evitar las relaciones sexuales en el jacuzzi, especialmente en el agua caliente.

Estas son las precauciones que hay que tomar con respecto al sexo en el jacuzzi:

  • Haz pausas con agua para evitar la deshidratación.
  • Comprueba y baja la temperatura del jacuzzi durante las relaciones sexuales intensas.
  • Evita las relaciones sexuales en el jacuzzi cuando alguno de los dos esté borracho o bajo los efectos de las drogas.
  • Esté atento a los signos de sobrecalentamiento y agotamiento por calor. Las personas deben salir del agua si experimentan latidos rápidos del corazón, mareos o fatiga severa.

Sexo en la ducha

Muchas personas encuentran el agua corriente relajante o erótica. El sexo en la ducha también tiene menos probabilidades de provocar un ahogamiento porque no hay una piscina profunda. Sin embargo, siguen existiendo riesgos, especialmente si una persona se cae o está bajo la influencia de las drogas o el alcohol. Para disfrutar al máximo del sexo en la ducha, puedes probar:

  • Ten relaciones sexuales en una ducha con una alfombra antideslizante y una barra de apoyo para reducir el riesgo de caídas.
  • Evitar el uso de aceites resbaladizos, ya que pueden aumentar el riesgo de resbalar
  • utilizar la barra de la ducha para que todos los compañeros puedan estar de pie
  • Utiliza una ducha extraíble para conseguir una mayor estimulación y placer.

Sexo en el baño

El sexo en la bañera ofrece la comodidad y el placer del agua, pero con menos riesgo de resbalar que el sexo en la ducha. A algunas personas les relaja el agua caliente del baño, y una bañera llena puede facilitar el movimiento de las personas con dolor. Sin embargo, una bañera grande puede suponer un riesgo de ahogamiento. Por lo tanto, la pareja debe asegurarse de que está sobria y puede entrar y salir de la bañera con facilidad.

Consejos para el sexo en el baño:

  • tener relaciones sexuales en una bañera grande para facilitar el movimiento
  • utilizar una barra de apoyo para ponerse en una posición cómoda
  • Retira los objetos de alrededor de la bañera, ya que pueden caer al agua.
  • añada aceites de baño para una experiencia más íntima y placentera.

Consejos para un sexo más seguro

Es un mito que las mujeres no pueden quedarse embarazadas o contraer una ITS en el agua. El agua no elimina el semen, los flujos vaginales u otros fluidos corporales. Incluso en el agua con cloro, es posible quedarse embarazada o contraer una ITS.

Estos consejos pueden reducir los riesgos de mantener relaciones sexuales en el agua:

  • Utiliza siempre un preservativo u otro método anticonceptivo para reducir el riesgo de quedarte embarazada o de contraer una ITS.
  • Utiliza un lubricante a base de silicona para evitar la sequedad y las rozaduras.
  • Mantenga relaciones sexuales sólo después de que la pareja haya hablado de sus factores de riesgo de ahogamiento, desmayo, problemas cardiovasculares, caídas y otras preocupaciones.
  • Considere la posibilidad de elegir una alternativa menos arriesgada al sexo acuático de alto riesgo. Por ejemplo, puedes tener relaciones sexuales en una piscina o en la orilla, en lugar de en el mar.
  • Nunca mantengas relaciones sexuales en el agua si estás mareado, muy cansado, físicamente débil o intoxicado.

Todos los miembros deben ser conscientes de los riesgos asociados al tipo de sexo que planean tener, así como del riesgo de lesiones, ITS o infecciones del tracto urinario.

También puede leer: ¿Cómo luchar contra las alergias sin medicamentos?

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.