Los probióticos te mantienen saludable y protegen la inmunidad

probióticos

Como parte del movimiento wellness, los probióticos han logrado ocupar un lugar protagónico debido a su importancia para el sistema inmune. Si has escuchado sobre ellos y no sabes con certeza cómo funcionan, analizaremos con más detalle su importancia para la salud.

¿Qué son los probióticos?

En esencia, los probióticos son bacterias “buenas” que habitan el intestino y han demostrado poseer algunos beneficios sobre la salud. Al ser administradas en determinadas cantidades, ayudan a reestablecer la flora intestinal después del uso de antibióticos, mala alimentación u otros factores que puedan alterar su equilibrio.

Entre los más utilizados encontramos a las especies Bifidobacterium, Lactobacillus, algunas especies de E. Coli, Bacillus y la levadura Saccharomyces boulardii. El alimento más conocido para su ingesta es el yogur, pero también están incluidos en productos como la kombucha, el kimchi y el chucrut.

Ventajas de consumir probióticos

Dado que el colon aloja unos 40 trillones de microorganismos, la composición microbiana individual, la dieta y otros hábitos, pueden provocar enfermedades. La función principal de los probióticos consiste en colonizar el intestino para disminuir los agentes patógenos, aumentar la cantidad de bacterias saludables, regular la microbiota y subir las defensas.

El cuidado del sistema gastrointestinal mejora la movilidad y favorece un proceso digestivo más saludable. Los microorganismos beneficiosos estimulan la producción de ácido acético, ácido láctico, peróxido de hidrógeno y otros compuestos esenciales. Esto ayuda a que el organismo absorba mejor los nutrientes más necesarios.

Además, el consumo de probióticos estimula la secreción de células T (linfocitos) y los anticuerpos IgA, que protegen al organismo. Tanto las bacterias como las levaduras provocan la síntesis de enzimas capaces de eliminar toxinas y agentes perjudiciales, lo que a su vez fortalece los mecanismos del sistema inmunológico.

Combinación de prebióticos y probióticos

A diferencia de los probióticos, los prebióticos son sustancias inertes no digeribles que mantienen con vida a las bacterias buenas. El uso combinado de estos elementos garantiza una mayor efectividad para tratar problemas como intolerancia a la lactosa, la cual produce diarrea, distensión abdominal y flatulencias.

También están indicados para diarreas infantiles por rotavirus y las causadas por la toma de antibióticos. Como también sustituyen a la flora intestinal removida o alterada, controlan la recurrencia de vaginosis o vaginitis y previenen la aparición de mastitis durante la lactancia.

Los probióticos pueden ser parte de una dieta variada y balanceada para mantener las defensas alertas. Se recomienda su ingesta mediante productos naturales o mediante suplementos prescritos por un facultativo.