Nutrición

Los omega-3 protegen los telómeros y retrasan el envejecimiento

Los omega-3 son grasas esenciales con muchos beneficios para la salud. Además de su importante papel en el buen funcionamiento del corazón y el cerebro, estas grasas también pueden ayudar a proteger nuestro material genético, a través de los telómeros, y así protegernos de los efectos del envejecimiento.

Los omega-3 son grasas esenciales que no podemos producir nosotros mismos y que, por tanto, deben proceder de nuestra dieta. Existen dos tipos principales de omega-3: los omega-3 de cadena corta de origen vegetal, que se encuentran principalmente en las semillas de lino y en algunos frutos secos (en particular, las nueces) y los omega-3 de cadena larga de origen animal, que se encuentran casi exclusivamente en el pescado azul.

Los numerosos beneficios para la salud del omega-3

Varios estudios han demostrado que los omega-3 de cadena larga desempeñan muchas funciones positivas en el buen funcionamiento de nuestro organismo: son absolutamente esenciales para el desarrollo del cerebro y las células de la retina durante el embarazo; desempeñan un papel crucial en la transmisión de los impulsos nerviosos al favorecer una mejor comunicación entre las células cerebrales. Regulan los latidos del corazón y también actúan como potentes moléculas antiinflamatorias.

Así pues, aunque las grasas hayan adquirido una mala reputación en las últimas décadas, no debemos olvidar que las grasas omega-3 son, por el contrario, absolutamente esenciales para mantener una buena salud y que debemos prestar especial atención al consumo regular de alimentos que contengan cantidades significativas de estas grasas.

Multitud de estudios han demostrado que, en personas con enfermedades cardiovasculares, un consumo elevado de omega-3 de origen animal reduce considerablemente el riesgo de recurrencia y mejora la supervivencia. Los datos actualmente disponibles indican que las propiedades antiarrítmicas y antiinflamatorias de las grasas omega-3 desempeñan un papel importante en este efecto protector; sin embargo, la diversidad de objetivos afectados por los omega-3 sugiere que otros procesos pueden estar también implicados en estas propiedades preventivas.

Cuanto más omega-3 comamos, más largos serán nuestros telómeros

Para comprender mejor los mecanismos que afectan a los omega-3, investigadores de la Universidad de California examinaron la relación entre el consumo de estas grasas y la longitud de los telómeros -estructuras situadas en los extremos de nuestros cromosomas que se consideran marcadores del envejecimiento celular-. De hecho, la pérdida gradual de telómeros es un factor clave en el envejecimiento de nuestro cuerpo y la presencia de telómeros cortos refleja muy a menudo la magnitud del daño de una célula y su envejecimiento prematuro.

Al hacer un seguimiento de 608 pacientes que habían sufrido un ataque al corazón durante un periodo de cinco años, los investigadores observaron que las personas que tenían los niveles más altos de omega-3 tenían los telómeros más largos, mientras que, por el contrario, los niveles bajos de omega-3 se asociaban con telómeros más cortos. Por lo tanto, parece que el efecto protector de los omega-3 contra la recurrencia de las enfermedades cardíacas está vinculado, al menos en parte, a la ralentización del envejecimiento celular mediante la conservación de los telómeros.

Dos pescados grasos a la semana

Estas observaciones se suman al impresionante conjunto de efectos protectores de los omega-3 contra el desarrollo de una serie de enfermedades crónicas, como la enfermedad de Alzheimer y varios tipos de cáncer. Por tanto, no cabe duda de que el consumo de una o dos comidas de pescado azul a la semana, que no es para nada excesivo, es un complemento importante de nuestros hábitos alimentarios para prevenir el desarrollo de estas enfermedades.

También puede interesarle leer: ¿Cuáles son las necesidades diarias de calcio? ¿Dónde encontrar las mejores fuentes?

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.