Los niños y los vegetales ¿Cómo lograr que los quieran comer?

La participación de los niños en la preparación de las comidas tiene repercusiones positivas en la alimentación; en comparación con los niños a los que simplemente se les sirve una comida preparada por uno de los padres. Para el caso de los vegetales, también facilitará que los niños accedan y quieran comerlos.

La cuestión de cómo hacer que a los niños les gusten y coman verduras es un tema con el que muchos padres y profesionales de la salud están luchando. Los investigadores del Centro de Investigación de Nestlé en Lausana examinaron el efecto de la participación de los niños en la preparación de las comidas en el consumo.

Para el experimento participaron 47 niños de 6 a 10 años. En un caso, los niños tuvieron que preparar una comida que consistía en pasta, pollo empanado, coliflor y ensalada, con la ayuda de uno de los padres. En el otro caso, la comida con los mismos componentes fue preparada por el padre o la madre solteros y servida a los niños.

Los resultados, publicados en la revista Appetite, muestran que los niños que cocinan comen significativamente más ensalada, pollo y calorías que los que se sirven. Entre la preparación y el consumo de una comida, los niños que cocinan también se sienten más valorados y tienen una mayor sensación de control.

Los autores llegan a la conclusión de que hacer participar a los niños en la preparación de comidas equilibradas podría ser una estrategia valiosa para aumentar la ingesta de vegetales, al tiempo que señalan la importancia de servir porciones de tamaño apropiado. También puede intentar jugar con los colores y la disposición de estos en el plato.

También te puede interesar leer: Deshidratación en niños: reducir el riesgo durante las actividades físicas

Fuente:

van der Horst K. et al: Involving children in meal preparation. Effects on food intake. Appetite,79C: 18-24.cé