Laxantes naturales eficaces

Los laxantes generalmente se administran en casos de estreñimiento (cuando no hay heces regulares en los intestinos, con heces poco frecuentes).

Los laxantes fuertes también se pueden usar antes de la evacuación anal. De esta manera, el colon se limpia y el médico puede hacer su trabajo más fácilmente.

Es importante notar que el abuso en la ingestión de laxantes puede causar problemas, incluyendo parálisis intestinal, hemorroides o pancreatitis.

Laxantes naturales rápidos y eficaces

Gracias a los productos naturales, podemos obtener remedios caseros eficaces de los laxantes, sin tener que usar drogas.

Con un par de ingredientes que normalmente encontramos en nuestras cocinas, podemos desarrollar recetas sencillas que aliviarán enormemente nuestro tracto intestinal.

El zumo de manzana puede ayudarnos a evacuar nuestro estómago y restablecer la regularidad en el funcionamiento intestinal. Antes de acostarnos, mezclamos media taza de zumo de manzana con media taza de aceite de oliva.

De esta manera, obtendremos un remedio casero eficaz que facilite la defecación.

Ciruelas secas

Gracias a la fruta, no sólo ingerimos los nutrientes necesarios para una dieta equilibrada, sino que también se puede utilizar como recurso en caso de irregularidades intestinales. Este laxante casero se caracteriza por su facilidad de preparación.

Simplemente añada 6 ciruelas secas a una taza y media de agua hirviendo, cubra la taza y déjela en remojo durante toda la noche. A la mañana siguiente, añada una pizca de miel, beba el agua y coma las ciruelas.

Aloe vera

El aloe vera es un gran aliado para la piel y también para la regularidad intestinal. Este simple remedio natural se obtiene hirviendo una taza de agua. Luego espere hasta que el agua se enfríe y colóquela en un frasco de vidrio.

El aloe vera debe estar bien lavado, las hojas están peladas y se obtiene la piel. La corteza se vierte sobre el agua y se cubre la olla. Unas cuantas tazas a la semana nos ayudarán a recuperar el tracto intestinal. Los niños y las mujeres embarazadas no deben usar aloe vera como laxante.

Jugo de uva con semillas de lino

Con el estómago vacío, preferiblemente al levantarse por la mañana, agregue una cucharada de polvo de linaza a medio vaso de jugo de uva. Al igual que los preparados anteriores, este remedio natural es también un laxante eficaz, simple y fácil de ingerir.

Alimentos laxantes recomendados

Para evitar problemas intestinales, se deben considerar los laxantes naturales. Este tipo de comida ayuda a defecar y no causa ningún daño al cuerpo.

Hoy en día, hay muchas frutas laxantes como ciruela, manzana, cebolla, tomate, naranja, brócoli, acelga, jengibre y aceites de omega-3 son alimentos que por su composición ayudan a evacuar el estómago.

Ciruela

Como ya hemos mencionado, las ciruelas son un alimento natural que puede ayudarnos a evacuar el estómago. Las ciruelas son ricas en vitamina A, antioxidantes, hierro, potasio y fibra dietética.

También nos proporciona bacterias que promueven el buen funcionamiento de los intestinos. Además de tener múltiples beneficios para nuestro cuerpo, es conocido como laxante de la naturaleza.

La manzana

El vinagre de sidra de manzana está considerado como uno de los laxantes naturales inmediatos más eficaces.

Posee altos niveles de pectina que estimulan los intestinos y facilitan su acción aportando las fibras necesarias. Se puede tomar en pequeñas dosis disueltas en agua cada mañana.

El tomate

El tomate es un alimento con propiedades reconocidas. Este alimento puede ser utilizado como laxante para quienes lo ingieren, también ayuda a mejorar el tracto intestinal. Hay muchas ventajas para el cuerpo, y tiene vitaminas A, C y K.

Además, aporta el 10% de la fibra necesaria para el consumo diario y contiene licopeno, un antioxidante que protege contra el cáncer de colon.

Un alimento muy recomendable para consumir el porcentaje necesario de grasa es el aguacate. Además, el aguacate contiene nutrientes como potasio, polcina y vitamina K. Debido a su alto contenido en fibra (30%), se considera un alimento laxante muy adecuado para regular el tránsito intestinal.

Semillas

Las semillas crudas promueven una mejor digestión de los alimentos que comemos todos los días, por lo que ayudan a evacuar el estómago.

En este grupo también pueden añadirse frutos secos como piñones o almendras que contengan proteínas y zinc.

Zarzamoras

Las moras, como las fresas o los arándanos, son ricas en antioxidantes. Agregar estos alimentos a nuestra dieta ayudará a regular el tracto intestinal.

Plátanos

El plátano es una fruta deliciosa, común y fácil de obtener. Gracias a su alto contenido en fibra, es un excelente laxante natural y ayuda a mejorar la digestión de los alimentos.

Además, si todavía tienes razones para creer que los plátanos son un laxante natural, son muy ricos en potasio. Tomar un plátano al día restaura los electrolitos necesarios para el buen funcionamiento del tracto intestinal.

Remedios caseros para el estreñimiento severo

Zanahorias

Las zanahorias contienen mucha pectina, que añade fibra al tracto digestivo. Esta verdura, como la manzana, estimula las contracciones intestinales y es desintoxicante.

Cítricos

Los cítricos tienen un gran poder desintoxicante y ayudan a limpiar el cuerpo de toxinas. Los laxantes más recomendados son el naranja y el pomelo.

Su alto contenido de vitamina C transforma las toxinas en material digestivo para el cuerpo. Cabe señalar que una sola naranja aporta el 15% de la fibra necesaria para la ingesta diaria recomendada.

Cebolla

La cebolla ayuda a eliminar los residuos corporales mediante la acción de la Quercetina. También es rico en vitaminas C y E, potasio, fibra y ácido fólico. Sin embargo, es un laxante natural muy recomendable.

Brócoli y coliflor

El brócoli, como la coliflor, aumenta la presencia de glucosinolato en el cuerpo. De esta manera, el hígado produce más enzimas que luego expulsan toxinas. Así, el consumo de estas verduras permite ir naturalmente al baño y regular la acción intestinal.