Nutrición

Los grandes beneficios del perejil en la salud

Originario de la cuenca mediterránea, el perejil se utiliza desde hace al menos 5.000 años como aromático de sabor agradable, delicado y refrescante. Pero más allá del placer gustativo asociado a él, el perejil contiene un tesoro de moléculas bioactivas con múltiples efectos positivos para la salud.

El perejil (petroselinum crispum) pertenece a la familia de las apiáceas (umbelíferas), una familia de plantas muy diversa que también incluye el cilantro, el perifollo, el hinojo y el comino, así como hortalizas como la zanahoria, la chirivía y el apio.

Las hojas de perejil han desempeñado un papel importante en el desarrollo de las tradiciones culinarias de la cuenca mediterránea, sobre todo en la parte oriental de la región, donde se utilizan no sólo como condimento para realzar el sabor de los platos, sino también como verdura, por ejemplo en el tabbouleh libanés. Sin embargo, lejos de limitarse a esta parte del mundo, el cultivo del perejil se ha ido extendiendo por todo el mundo y esta hierba se ha convertido con el tiempo en una de las más utilizadas en la cocina.

Un potente efecto antiinflamatorio

Además de su sabor único, el perejil destaca por su excepcional contenido en apigenina, un polifenol cuya actividad anticancerígena es actualmente de gran interés para la comunidad científica. De hecho, múltiples estudios de laboratorio han demostrado que esta molécula tiene una fuerte actividad antiinflamatoria e interfiere en el crecimiento de células cancerosas aisladas de varios tipos de tumores. Es interesante señalar que un estudio realizado por la Universidad de Harvard reveló que las mujeres que consumían las mayores cantidades de apigenina tenían un 21% menos de probabilidades de padecer cáncer de ovario que aquellas cuya ingesta de esta molécula era la más baja.

El tabulé libanes: comer perejil como plato

Aunque las hierbas se consumen generalmente en pequeñas cantidades y, por tanto, no representan fuentes importantes de polifenoles, su consumo regular puede ayudar a prevenir enfermedades. Por ejemplo, los estudios han demostrado que las personas que comían grandes cantidades de perejil tenían una notable acumulación de apigenina en la sangre, en cantidades lo suficientemente altas como para bloquear una serie de procesos implicados en el crecimiento de las células cancerosas.

Además, dado que la apigenina se elimina con relativa lentitud del organismo, el consumo regular de alimentos que contengan grandes cantidades de esta molécula (como el perejil o el apio) también puede ayudar a alcanzar niveles suficientes de apigenina en la sangre. En este sentido, el tabulé es sin duda una de las mejores formas de consumir buenas cantidades de perejil.

Aunque con demasiada frecuencia estamos acostumbrados a utilizar grasa, azúcar o sal como condimento, las observaciones realizadas sobre los efectos beneficiosos del perejil son un buen ejemplo de los beneficios para la salud de utilizar especias y hierbas para realzar el sabor de nuestros platos diarios. La prevención puede ser sinónimo de buen gusto.

También puede interesarle leer: ¿Cómo aprovechar el beneficio de las frutas secas?

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.