Nutrición

Los grandes beneficios del limón y cómo utilizarlo

publicidad

Para mucha gente, los limones no son más que una guarnición que se sirve con el agua con gas en los restaurantes o un popular aromatizante de dulces y postres. ¿Sabías que los limones están cargados de vitamina C, antioxidantes y beneficios para la salud?

Así es, los beneficios nutricionales de los limones van desde la reducción del riesgo de cálculos renales hasta la eliminación de células cancerígenas, ya sea el agua de limón, el aceite esencial de limón o la propia fruta ácida. Además, los usos potenciales de los limones van mucho más allá de la cocina. Los limones se pueden utilizar para casi todo, desde pulir los muebles hasta mejorar la salud de la piel o dar brillo al cabello.

Aunque no está claro el origen de los limones, se cree que son originarios de la India, China o Birmania. Entraron en la antigua Roma en el siglo II d.C., pero no se utilizaron o cultivaron ampliamente en Europa hasta más tarde. De hecho, no fue hasta el año 1000 d.C. cuando los limones empezaron a difundirse en la región mediterránea. En el siglo XVIII, el escorbuto se convirtió en una de las principales causas de muerte entre los marineros británicos. El escorbuto, una enfermedad causada por la falta de vitamina C, puede provocar síntomas como hematomas, encías sangrantes y fatiga. Se atribuye al científico James Lind la realización de experimentos a bordo de un buque de guerra en 1747, demostrando que el consumo de limones podía ayudar a combatir el escorbuto. Hoy en día, los limones se utilizan ampliamente en todo el mundo para dar un toque de sabor a las recetas y son apreciados por su delicioso aroma y fragancia. Aunque se encuentran en todo el mundo, India, México y China son los líderes en la producción de limones.

¿Listo para saber más sobre este poderoso cítrico? Aquí tienes una lista completa de los beneficios y efectos secundarios del limón.

  1. Aumenta la inmunidad

Los limones son una buena fuente de vitamina C, un nutriente importante que se ha relacionado con una mejor salud inmunológica. De hecho, gramo a gramo, hay casi la misma cantidad de vitamina C en los limones que en las naranjas.

Además, los limones están cargados de antioxidantes que pueden ayudar a combatir la inflamación y mejorar la inmunidad. Un estudio publicado en Annals of Nutrition & Metabolism demostró que una ingesta suficiente de vitamina C puede ayudar a reducir la duración y la gravedad de las infecciones de las vías respiratorias. La vitamina C también puede ayudar a prevenir la malaria, la diarrea y la neumonía, e incluso puede mejorar la salud de las personas que padecen estas enfermedades. Los limones también son ricos en antioxidantes. Se ha demostrado que los antioxidantes protegen las células inmunitarias neutralizando los radicales libres dañinos y manteniendo el cuerpo libre de infecciones causadas por bacterias o virus.

  1. Promueve la salud del corazón

Uno de los beneficios nutricionales más impresionantes del limón es su efecto sobre la salud del corazón. Gracias a su alto contenido en vitamina C, incluir unas cuantas raciones de esta fruta ácida en tu dieta cada semana podría ayudarte a mantener tu corazón sano y fuerte. Por ejemplo, un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Boston, analizó las dietas de 126.399 adultos durante un periodo de ocho a catorce años y descubrió que cada ración de fruta y verdura se asociaba a una disminución del 4% del riesgo de sufrir una enfermedad coronaria. Curiosamente, las verduras de hoja verde y las frutas y verduras ricas en vitamina C, como los limones, fueron las que tuvieron un mayor impacto.

Otro estudio publicado en el Journal of Nutrition and Metabolism en 2014 indicó que caminar y comer limones todos los días se asoció con una menor presión arterial. Para optimizar realmente la salud del corazón, incluya en su dieta una buena variedad de frutas y verduras, incluidos los limones, y combínelas con un estilo de vida saludable y activo.

  1. Ayuda a combatir el cáncer

Los limones están llenos de antioxidantes y compuestos anticancerígenos. Por lo tanto, no es de extrañar que un gran número de estudios hayan demostrado que los limones pueden ser eficaces para eliminar las células cancerosas (en el laboratorio). Los limones también contienen compuestos como la hesperidina y el d-limoneno. Se ha demostrado que ambos tienen propiedades para prevenir el cáncer. Con todas estas poderosas propiedades, los limones se encuentran entre los alimentos más eficaces para combatir el cáncer.

  1. Prevención de los cálculos renales

Si sufres de cálculos renales, incluir una o dos porciones de limones en tu dieta puede ayudarte. Esto se debe a que los limones contienen ácido cítrico. Se ha demostrado que el ácido cítrico aumenta el volumen de orina y ayuda a prevenir los cálculos renales. Un pequeño estudio publicado en el Journal of Urology trató a 11 participantes con una limonada terapéutica durante casi cuatro años. Los investigadores descubrieron que la formación de cálculos disminuyó significativamente, pasando de una media de un cálculo renal al año a sólo 0,13 al año. Otro estudio demostró que el tratamiento de pacientes con cálculos renales con zumo de limón aumentaba los niveles de citrato en la orina y disminuía la cantidad de calcio en la misma. Esto sugiere que el zumo de limón puede ser un posible tratamiento alternativo para aliviar los síntomas de los cálculos renales.

  1. Aumenta la absorción de hierro

El hierro es un mineral increíblemente importante para el organismo. Es uno de los principales componentes de la hemoglobina, que se encuentra en los glóbulos rojos y ayuda a suministrar al cuerpo el oxígeno que necesita.

Muchos grupos de personas corren el riesgo de sufrir una carencia de hierro. Los veganos y los vegetarianos, por ejemplo, consumen un tipo de hierro que el organismo no absorbe tan bien. Además, las mujeres en edad fértil corren un mayor riesgo debido a la pérdida de sangre por la menstruación. Las investigaciones demuestran que la vitamina C, que se encuentra en abundancia en los limones, puede ayudar a mejorar la absorción del hierro para prevenir enfermedades como la anemia ferropénica. Un estudio demostró incluso que tomar 100 miligramos de vitamina C con una comida aumentaba la absorción de hierro en un 67%. Las limas, las naranjas, los pimientos, las bayas y el brócoli son otros alimentos que contienen vitamina C y que puedes incluir en tu dieta para potenciar la absorción del hierro.

  1. Mejora la salud de la piel

El limón puede actuar como alimento antienvejecimiento y ayudar a mantener la piel sana y brillante gracias a su contenido en antioxidantes. Los antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres y a prevenir el daño oxidativo, lo que explica los numerosos beneficios del agua de limón para la piel. La acumulación de radicales libres contribuye al proceso de envejecimiento, provocando cambios como arrugas, manchas de la edad, sequedad y disminución de la elasticidad. Los investigadores creen que los antioxidantes pueden ser una forma eficaz de retrasar el envejecimiento y mejorar la salud de la piel. Un estudio realizado en Turquía descubrió que los pacientes con acné tenían mayores niveles de estrés oxidativo. Los investigadores sugirieron que el uso de antioxidantes podría ser beneficioso en combinación con el tratamiento tradicional. Para obtener los mejores resultados, prueba a aplicar un poco de zumo de limón sobre la piel o a mezclarlo con tus productos de cuidado de la piel favoritos. Además de los limones, otros ingredientes que deberían ser básicos en tu rutina de cuidado natural de la piel son el aceite de árbol de té, el aceite de coco y el aguacate.

  1. Favorece la pérdida de peso

Sustituir el refresco o el zumo por un vaso de agua de limón fresco favorece la pérdida de peso al ayudarle a reducir las calorías sin sacrificar el sabor. A modo de comparación, una taza de zumo de naranja contiene 112 calorías y unos 26 gramos de carbohidratos. En cambio, el agua de limón sin azúcar sólo tiene seis calorías. Además, aunque el zumo de limón contiene una buena cantidad de carbohidratos, diluirlo con agua reduce significativamente la cantidad de carbohidratos del agua de limón a sólo dos gramos por ración. En teoría, si cambias un vaso de zumo de frutas o de refresco por un vaso de agua con limón cada día durante un año, ahorrarás casi 39.000 calorías. Eso significa que podrías perder hasta 5 kilos, incluso sin hacer ningún otro cambio en tu dieta. Aunque el limón es beneficioso para la pérdida de peso, debe combinarse con una dieta nutritiva y un estilo de vida saludable para obtener realmente los resultados de pérdida de peso deseados.

  1. Un concentrado de antioxidantes

Los antioxidantes de los limones no sólo ayudan a mejorar la salud de la piel y el envejecimiento saludable, sino que también presentan una actividad de eliminación de radicales y protegen al cuerpo de las mutaciones del ADN que conducen a la enfermedad. Los limones contienen potentes flavonoides, como la quercetina, la luteolina, la apigenina y la hesperidina. La quercetina, por ejemplo, ayuda a reducir la inflamación perjudicial, puede aliviar los síntomas de la alergia y ayuda a combatir el dolor.

Datos nutricionales sobre los limones

Los limones contienen una buena cantidad de fibra y vitamina C, además de otros micronutrientes.

Un limón grande sin cáscara contiene aproximadamente:

  • 24 calorías
  • 8 gramos de azúcares
  • 0,9 gramos de proteínas
  • 0,3 gramos de grasa
  • 2,4 gramos de fibra dietética
  • 44,5 miligramos de vitamina C (74% del valor diario)
  • 116 miligramos de potasio (3% del valor diario)
  • 0,5 miligramos de hierro (3% VD)
  • 0,1 miligramos de vitamina B6 (3% VD).

Además, los limones también contienen pequeñas cantidades de tiamina, folato, ácido pantoténico, calcio, magnesio y cobre.

Limones y limas

Los limones y las limas se utilizan a menudo indistintamente, y cuando se trata del sabor, es fácil confundir las dos frutas. Ambos tienen un sabor agrio que añade la cantidad perfecta de sabor a las bebidas y recetas. Sin embargo, hay muchas diferencias entre ambas frutas, empezando por su aspecto. Las limas son de color verde brillante, mientras que los limones son de color amarillo brillante. Además, las limas suelen ser un poco más pequeñas que los limones. Las limas suelen ser menos ácidas y tienen un sabor más suave. Sin embargo, ambos pueden utilizarse de la misma manera y a menudo pueden intercambiarse en muchas recetas. En términos de nutrición, los beneficios de la lima no son tan impresionantes como los del limón. Las limas contienen algo más de la mitad de la cantidad de vitamina C y tienen algo más de azúcares y menos proteínas por gramo.

El perfil nutricional de los limones es también un poco más amplio, con una mayor cantidad de muchos nutrientes, como el ácido fólico y la vitamina B6.

Usos / Recetas

Los limones se cultivan en climas más cálidos y pueden recogerse cuando están firmes, son de color amarillo o amarillo-verde y tienen un tamaño de dos a tres pulgadas. También puede encontrar limones en la mayoría de las tiendas de comestibles, en el pasillo de los productos. Busque limones brillantes, pesados y sin arrugas en la piel. Una vez que te hayas abastecido de esta sabrosa fruta, podrás disfrutar de una amplia gama de usos potenciales de los limones. Añade limones a las bebidas o al agua para potenciar su sabor, utilízalos en postres o productos horneados, o dale a tu próximo plato principal, como un aperitivo de pescado, un impulso de limón fresco.

Combínalo con hierbas beneficiosas para la salud, como el tomillo, el romero o la melisa, para obtener aún más sabor y beneficios para la salud. El limón también puede utilizarse fuera de la cocina. Puede añadirse al detergente para la ropa para blanquearla y abrillantarla, utilizarse como limpiador y abrillantador natural para el hogar o incluso aplicarse al cabello para darle brillo. También puedes probar a añadir unas gotas de aceite de limón a tu ropa o a tu difusor para obtener un aroma fresco.

Riesgos y efectos secundarios

Para la mayoría de las personas, los limones pueden consumirse y disfrutarse con un riesgo mínimo de efectos secundarios. Sin embargo, algunas personas pueden considerar limitar su consumo. Las alergias a los cítricos son poco frecuentes, pero se han registrado y pueden provocar síntomas de alergia alimentaria como urticaria, hinchazón, asma y erupciones cutáneas. Si experimenta cualquier síntoma negativo después de consumir limones, asegúrese de dejar de consumirlos inmediatamente y de hablar con su médico. Además, aunque el perfil nutricional de los limones es bastante impresionante, es muy posible abusar de ellos. Debido al ácido cítrico que contienen los limones, comer demasiado puede erosionar el esmalte de los dientes y aumentar la sensibilidad. Por último, aplicar limones directamente sobre la piel puede aumentar la sensibilidad a los rayos UV. Por ello, asegúrese de llevar protección solar o exponerse al sol con moderación para evitar las quemaduras.

Los limones son un alimento picante y una excelente fuente de vitamina C, antioxidantes y fibra, lo que permite consumir estos importantes nutrientes a diario.

También puede leer: Estos alimentos son aliados en el control de la presión arterial alta

Publicidad