Los efectos rápidos de las dietas vegetariana y cetogénica en el sistema inmunológico

Escrito por Lorena Molina Perez

Publicado el

Las dietas juegan un papel fundamental en nuestra salud y bienestar, incluyendo su impacto en nuestro sistema inmunológico. Dos dietas populares que han captado la atención de los investigadores son la dieta vegetariana y la dieta cetogénica. A continuación en Salud y Alimentación, veremos los resultados de un estudio reciente realizado por investigadores de los National Institutes of Health y analizaremos cómo estas dietas pueden influir rápidamente en nuestro sistema inmunológico.

- Publicidad -

Las diferencias en los macronutrientes entre las dietas vegetariana y cetogénica

Antes de adentrarnos en los efectos de estas dietas en el sistema inmunológico, es importante comprender las diferencias en los macronutrientes de cada una.

La dieta vegetariana se basa principalmente en frutas, verduras, legumbres, nueces y semillas. Excluye productos de origen animal como carne, huevos y lácteos. Este tipo de dieta tiende a ser alta en carbohidratos y fibra, con un contenido de grasas generalmente bajo.

Por otro lado, la dieta cetogénica se enfoca en alimentos ricos en grasas, cantidades adecuadas de proteínas y bajos niveles de carbohidratos. El objetivo de esta dieta es agotar las reservas de azúcar del cuerpo y obtener la mayoría de las calorías de las grasas. Esto lleva al cuerpo a utilizar las grasas como principal fuente de energía, lo cual puede resultar en una pérdida de peso.

Los efectos de la dieta cetogénica en el sistema inmunológico

El estudio realizado por los National Institutes of Health reveló que la dieta cetogénica provoca respuestas del sistema inmunológico asociadas a la inmunidad adaptativa. Esta es la inmunidad específica contra patógenos que se desarrolla a través de la exposición regular y las vacunas.

Tipos de dietas
Foto: Freepik

Los investigadores observaron una mejora en las vías de la inmunidad adaptativa, como la activación de las células T y el enriquecimiento de las células B y los plasmocitos, después de implementar la dieta cetogénica. Además, el análisis de los proteomas de los participantes mostró que la dieta cetogénica tuvo un impacto mayor en la secreción de proteínas en comparación con la dieta vegetariana. Se predijo que las proteínas afectadas provenían de diversos tejidos, incluyendo la sangre, el cerebro y la médula ósea.

El impacto de la dieta vegetariana en el sistema inmunológico

Por otro lado, la dieta vegetariana desencadenó respuestas del sistema inmunológico arraigadas en la inmunidad innata, que es la primera línea de defensa del cuerpo contra los patógenos. El estudio reveló un aumento significativo en la producción de glóbulos rojos (eritropoyesis) y el metabolismo del hemo, una sustancia que regula la transcripción y síntesis de proteínas durante la eritropoyesis. Además, la dieta vegetariana condujo a una ingesta más alta de hierro alimentario en comparación con la dieta cetogénica, lo cual es importante para la eritropoyesis.

Los microbiomas y las dietas alimentarias

Además de las respuestas del sistema inmunológico, el estudio también examinó los cambios en los microbiomas de los participantes, especialmente la abundancia de bacterias intestinales asociadas con cada dieta.

Se observó que las dietas cetogénicas parecían reducir el metabolismo de los aminoácidos en los microbiomas de los participantes, posiblemente debido a la mayor cantidad de aminoácidos en esta dieta. Por otro lado, la dieta vegetariana no mostró un efecto similar en el metabolismo de los aminoácidos.

- Publicidad -

Consideraciones adicionales

Es importante tener en cuenta que este estudio fue de pequeño tamaño y que los resultados deben ser confirmados por estudios más amplios y profundos. Además, es esencial considerar las necesidades nutricionales específicas de cada individuo. Las dietas no son universales y pueden variar según factores como las preferencias personales, las necesidades culturales y religiosas, así como las condiciones médicas preexistentes.

Las dietas vegetariana y cetogénica tienen efectos significativos en el sistema inmunológico. La dieta cetogénica estimula la inmunidad adaptativa, mientras que la dieta vegetariana fortalece la inmunidad innata. Sin embargo, es importante tener en cuenta otros factores, como las necesidades individuales y las preferencias personales, al seleccionar una dieta. Una alimentación equilibrada y variada sigue siendo clave para mantener un sistema inmunológico sano y funcional.

1/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados