Nutrición

Los efectos beneficiosos del ginseng

Se sabe que los asiáticos utilizan diferentes plantas para curar todo tipo de enfermedades. Entre estas plantas se encuentra el ginseng. De acuerdo con su nombre científico: Panax, es una cura para varias enfermedades. Por lo tanto, esta planta es conocida por sus múltiples efectos beneficiosos para la salud. Por ejemplo, las medicinas tradicionales asiáticas incorporan el ginseng en diferentes tipos de tratamientos. Los efectos beneficiosos del ginseng se pueden disfrutar especialmente a través de las raíces. Echemos un vistazo más de cerca al ginseng y resaltemos sus diversos beneficios.

Los elementos que componen el ginseng:

Los efectos beneficiosos del ginseng residen en los diferentes elementos activos que contiene esta planta.

  • Las raíces contienen varios elementos como: ginsenósidos, ácidos grasos, esteroles…
  • La planta contiene varios aminoácidos y minerales. Entre estos nutrientes: oligoelementos (Hierro, Magnesio, Zinc, Potasio…) y vitaminas (B, C, E).
  • Los diferentes tipos de ginseng:
  • Ginseng blanco: recogido de la cosecha, las raíces de ginseng se limpian y secan. Este tipo de ginseng es de acción lenta, pero trabaja más profundamente.
  • Ginseng rojo: el cambio de color se debe a su tratamiento con vapor antes del secado. El ginseng rojo es más intenso y actúa rápidamente.

Patrones de consumo y dosificación de ginseng:

Las raíces son las más utilizadas en la fitoterapia. El ginseng se puede comer crudo para retener sus nutrientes naturales. Los suplementos alimenticios están disponibles en varias formas como cápsulas, polvo o infusión. El ginseng en polvo se puede utilizar como condimento aromático en ensaladas.

Para aprovechar al máximo los efectos beneficiosos del ginseng, la dosis diaria debe ser respetada según el tratamiento. El ginseng puede ser consumido por lo menos 800 mg por día y no más de 2 g. Favorecer el ginseng orgánico para aprovechar al máximo sus elementos activos.

Los beneficios para la salud del ginseng:

El ginseng ya ha demostrado ser un remedio para varias enfermedades durante mucho tiempo. Los efectos beneficiosos del ginseng son tan numerosos que un artículo no es suficiente para destacarlos.

Estimulación de la libido:

El ginseng es conocido tradicionalmente como un afrodisíaco. El consumo regular estimula el apetito sexual y aumenta la resistencia. En caso de impotencia, el ginseng es un excelente aliado para promover la libido. Para las mujeres menopáusicas, el ginseng ayuda a resolver el problema de la frigidez causada por la menopausia.

Estimulación del sistema inmunológico:

El consumo regular de ginseng refuerza la defensa inmunológica natural. Incluso se recomienda una cura de ginseng al acercarse la temporada de invierno. Los elementos activos del ginseng fortalecen así el cuerpo.

Estimulación del sistema nervioso:

El consumo regular de ginseng también mejora las capacidades intelectuales. Para las personas que sufren de estrés diario o de fatiga crónica, el ginseng es la solución. Aporta energía y da un impulso. Lo mismo ocurre con las personas que sufren de depresión. Los efectos beneficiosos del ginseng en el sistema nervioso mejoran la memoria y la concentración.

El tratamiento de ciertas patologías:

El ginseng es conocido por curar muchas enfermedades. El consumo regular de ginseng ayuda a frenar el desarrollo de los patógenos. Esta planta actúa como antiinflamatoria en presencia de infecciones. El consumo diario de ginseng ayuda a regular el nivel de azúcar en las personas que sufren de diabetes. En caso de problemas estomacales, el ginseng alivia los trastornos digestivos. Lo mismo se aplica a los problemas pulmonares.

Los efectos beneficiosos del ginseng en el uso externo:

La maceración de las raíces de ginseng produce un aceite utilizado para masajes. La aplicación externa del ginseng actúa así sobre los músculos dándoles tono. El uso externo de esta planta alivia en caso de gripe o asma.

Contraindicaciones para el ginseng:

Aunque el ginseng no contiene un elemento tóxico, se debe tener cuidado al consumirlo.

  • Antes de comenzar una cura de ginseng, usted debe buscar consejo médico. La curación no debe exceder los 3 meses, es necesario un descanso de varios días antes de cualquier reanudación. También se evitan los alimentos o plantas excitantes durante la cura. Para evitar cualquier interacción con otras plantas o medicamentos, no tome varias curas o tratamientos al mismo tiempo.
  • No se aconseja a las mujeres embarazadas o que amamantan ni a las personas que toman ginseng. Lo mismo ocurre con las personas con problemas de corazón.
  • El consumo excesivo de ginseng puede causar problemas de sueño y diarrea.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.