10 consejos avalados por la ciencia para prevenir el cáncer de próstata

El cáncer prostático es la enfermedad más frecuente entre los hombres mayores de 50 años. Es un tumor que se desarrolla en la próstata, la cual está ubicada frente al recto, debajo de la vejiga y de la base del pene.

Un examen físico, una prueba de sangre para detectar el antígeno específico prostático o un análisis de PSA pueden ayudar al médico a detectar a tiempo esta afección. Para tratar la enfermedad se suele usar la terapia hormonal que reduce la cantidad de andrógenos presentes en el organismo masculino.

Aunque se desconoce qué causa la enfermedad, se sabe que los factores hereditarios pueden elevar el riesgo de padecerlo. Y estudios científicos coinciden en los siguientes 10 consejos para contribuir a su prevención.

1.     Come más frutas y verduras

La carne y los alimentos con mayor aporte de grasa promueven el crecimiento de las células tumorales. En cambio, las frutas y verduras frescas aportan fitonutrientes anticancerígenos, como los antioxidantes, vitaminas, minerales, polifenoles y fibra.

2.     Mantener una dieta sana

Complementa una alimentación rica en frutas y verduras con más pescado, nueces y alimentos integrales. Comer estos grupos de alimentos ha demostrado ser eficiente para evitar muchas enfermedades.

3.     Limita la ingesta de grasas

Distintos estudios refieren que una dieta alta en grasas provenientes de las carnes, embutidos y lácteos elevan las probabilidades de desarrollar cáncer prostático. Mejor es optar por dietas bajas en grasa.

4.     Prefiere proteínas vegetales

Está demostrado que las dietas ricas en proteínas vegetales colaboran con la reducción del riesgo de enfermarse de la próstata. También ayudan a bajar la incidencia de otros tipos de cáncer.

5.     Bebe té verde

Las catequinas del té verde se alojan en la próstata y contribuyen a retrasar la proliferación de las células cancerosas. Los hombres que beben más té verde pueden reducir hasta en 70% el riesgo de cáncer de próstata.

6.     Incluye más omega-3

Los alimentos altos en omega-3 previenen el cáncer de próstata. Así que come más pescados como el salmón. Las grasas omega-3 reducen también la inflamación, un proceso que resta antioxidantes naturales a tu cuerpo y debilita el sistema inmune.

7.     Come estratégicamente

El ácido fólico y la vitamina D están vinculados con un riesgo menor de cáncer de próstata. La cúrcuma, el tomate (por el licopeno) y la pimienta de cayena son reconocidos como alimentos anticancerígenos.

8.     Tomar agua y ejercitarse a menudo

Beber más agua a diario te ayuda a limpiar el metabolismo. Varios estudios refieren que el ejercicio ayuda a reducir la aparición del cáncer de próstata, la prostatitis y la inflamación.

9.     Estrésate menos

Los expertos aseguran que el estrés tiene mucho que ver con varios tipos de cáncer, y no porque esté directamente asociado con su origen. Vivir estresado por tiempos largos, perjudica la salud, debilita el sistema inmune y altera la función hormonal.

10.   No fumes y combate el insomnio

El humo de cigarrillo, el sueño no reparador y el beber mucho alcohol están relacionados con la aparición de varios tipos de cáncer, como el de próstata. También algunos medicamentos pueden elevar el riesgo.