Los beneficios del magnesio para tener un corazón de oro

Probablemente sabes que necesitas calcio para tus huesos. También puedes saber que necesitas potasio para sus músculos. ¿Pero conoces los beneficios del magnesio para la salud de tu corazón?

El magnesio, un mineral, es esencial para cientos de reacciones bioquímicas en el cuerpo. Ayuda a mantener los huesos fuertes, los nervios y los músculos funcionando correctamente, y ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

El magnesio también es necesario para mantener un ritmo cardíaco regular y una presión sanguínea normal. Continúe leyendo para saber un poco más sobre los beneficios del magnesio, sus fuentes y cuánto es suficiente para la salud de su corazón.

Los beneficios del magnesio para ayudar a tu corazón a mantener el ritmo

El magnesio es esencial para un latido cardiaco saludable porque ayuda a transportar otros electrolitos, como el calcio y el potasio, a las células. Los electrolitos juegan un papel esencial en las señales nerviosas y las contracciones musculares de un ritmo cardíaco normal. Las investigaciones demuestran que una deficiencia de magnesio, o un consumo limitado de magnesio, aumenta los latidos irregulares del corazón, llamados arritmias.

El Estudio del Corazón de Framingham, publicado en enero de 2013, indica que los bajos niveles de magnesio en la sangre están asociados con el trastorno más común del ritmo cardíaco, la fibrilación auricular. Este latido irregular se produce cuando un fallo en el sistema eléctrico del corazón hace que las cámaras superiores del corazón tiemblen.

¿No hay suficiente magnesio? Tu corazón puede estar sufriendo

Una revisión de 22 estudios, publicados en el European Journal of Clinical Nutrition en 2012, sugirió que la suplementación con magnesio podría ayudar a reducir la presión arterial. Otro informe publicado en el Journal of Clinical Hypertension en 2014 mostró que los bajos niveles de magnesio estaban asociados con la hipertensión.

Las investigaciones también han demostrado que los bajos niveles de magnesio en la sangre están relacionados con los riesgos de enfermedades cardíacas, en particular ataques cardíacos, como se muestra en un informe publicado en PLoS One en junio de 2014.

¿Cuánto es la cantidad suficiente?

Los adultos sanos tienen alrededor de 25 gramos de magnesio en sus cuerpos, principalmente en sus huesos. La Cantidad Diaria Recomendada (RDA) para el magnesio, la cantidad que debe consumir cada día, varía dependiendo de su edad y sexo. En promedio, el RDA es de 400 miligramos (mg) para los hombres entre 19 y 30 años de edad, y menos (310 mg) para las mujeres de la misma edad.

En el caso de las personas de 31 años o más, los hombres deben consumir 420 mg de magnesio por día, y las mujeres 320 mg por día. Si su médico sospecha una deficiencia de magnesio, un análisis de sangre mostrará los niveles en su cuerpo. Los niveles normales de magnesio en la sangre están entre 1,7 y 2,3 mg/dL. Los síntomas de deficiencia de magnesio aparecen cuando el nivel de magnesio cae por debajo de 1 mg/dL.

Elija alimentos ricos en magnesio.

Es aconsejable obtener los nutrientes que necesitamos principalmente de los alimentos, y algunos alimentos comunes son fuentes ricas en magnesio.

Aunque se añade magnesio a algunos alimentos, como los cereales de desayuno, excelentes fuentes naturales de este mineral son las almendras, los productos de soja como el tofu y las verduras de hoja verde como las espinacas. Un solo puñado de almendras tostadas proporciona 80 mg de magnesio, y media taza de espinacas hervidas proporciona 78 mg.

Otras fuentes importantes de magnesio son las legumbres, los anacardos, la leche de soja, las judías negras, los aguacates y los cereales integrales. Un plátano medio proporciona 32 mg de magnesio. Los alimentos naturales son una muy buena opción para aprovechas los beneficios del magnesio.

Tu cuerpo regula los niveles

Menos del 1% del magnesio del cuerpo se encuentra en la sangre. La mayor parte del magnesio (hasta el 60%) se encuentra en los huesos. El resto está en las células. Esto dificulta el diagnóstico de la deficiencia de magnesio.

En personas por lo demás sanas, la deficiencia de magnesio es rara, porque los riñones ayudan a controlar la cantidad de magnesio en el cuerpo. Por ejemplo, cuando los niveles de magnesio son bajos, se excreta menos magnesio en la orina.

¿Quiénes corren el riesgo de sufrir una deficiencia de este mineral?

Con el tiempo, un bajo consumo de magnesio o una pérdida excesiva de este mineral puede provocar una deficiencia. Pero algunos problemas de salud también agotan el magnesio, incluyendo el alcoholismo, las enfermedades gastrointestinales y la diabetes tipo 2.

El uso prolongado de ciertos medicamentos también puede conducir a la excreción excesiva de magnesio. Estos incluyen diuréticos e inhibidores de la bomba de protones (PPI). Las personas mayores son más propensas a tomar estos medicamentos, por lo que corren un mayor riesgo de sufrir una deficiencia de magnesio. Con la edad, la absorción de magnesio en el cuerpo también disminuye, mientras que la excreción del mineral en la orina aumenta.

Cuándo tomar suplementos

Las personas a las que se les ha diagnosticado una deficiencia de magnesio pueden necesitar un suplemento para evitar efectos potencialmente graves como espasmos musculares, latidos irregulares del corazón y convulsiones. El exceso de magnesio en la dieta no es peligroso porque los riñones excretan lo que el cuerpo no necesita. Pero las altas dosis de magnesio de los suplementos pueden causar diarrea, náuseas y calambres estomacales. Las dosis extremas de magnesio, más de 5.000 mg al día, pueden ser fatales.

 

También te puede interesar leer: Peligros de la hipertensión: efectos conocidos y desconocidos en el cuerpo