Los Beneficios del magnesio para la salud física y mental

Uno de los nutrientes que más beneficios tiene para nuestro cuerpo es el magnesio. Gracias a él se producen alrededor de 300 reacciones bioquímicas en el organismo; tanto físicos como mentales.

Beneficios y funciones del magnesio

Mantener en nuestro cuerpo la cantidad suficiente de magnesio puede traer muchos beneficios, además de sus llevar a cabo sus funciones:

  • Equilibrio del sistema nervioso: relaja y calma los nervios y músculos.
  • Regula la producción de adrenalina
  • Disminuye la aparición de calambres, tensiones y migraña
  • Regula los problemas intestinales y estomacales.
  • Controla la taquicardia
  • Ayuda en la formación de la síntesis de glucosa y proteínas
  • Facilita la asimilación de las vitaminas B, C y E
  • Estimula la síntesis de la vitamina D.
  • Contribuye a la fortaleza de los huesos
  • Ayuda al buen funcionamiento del sistema cardiovascular regulando los latidos y la presión del corazón.
  • Garantiza la solubilidad del calcio en la orina contrastando la formación de cálculos renales
  • Mantiene en forma el sistema musculoesquelético

En las mujeres, el magnesio tiene beneficios adicionales. Ayuda a calmar el dolor menstrual y a reducir los cambios de humor y la irritabilidad típicos del Síndrome Pre Menstrual. Además, en la menopausia, amortigua los sofocos, reduce la ansiedad, disminuye la aparición de la osteoporosis y la artrosis por pérdida de sales minerales.

Síntomas de la deficiencia de magnesio

Cuando no hay suficiente magnesio en el cuerpo, puede aparecer síntomas y signos físicos y psicológicos.  Algunos de ellos son ansiedad, nerviosismo, irritabilidad y cansancio; dolores de cabeza, alteraciones del sueño, problemas intestinales y circulatorios y los molestos calambres y espasmos musculares.

Alimentos ricos en magnesio:

El magnesio es uno de los nutrientes más comunes en los alimentos. Aquí hay algunos que lo contienen en mayor cantidad:

  • Los granos enteros
  • Cereales: mijo y el trigo sarraceno.
  • Verduras: espinacas, acelgas, coles de Bruselas, rúcula, achicoria, brócoli
  • Frutas frescas: plátanos, melón, uvas, moras, frambuesas, fresas y cerezas
  • Frutas secas: higos secos y albaricoques secos.
  • Legumbres: la soja, las lentejas, los garbanzos, las judías blancas y el borlotti
  • Frutos secos: almendras, nueces de Brasil, nueces, cacahuetes, pistachos
  • Semillas oleaginosas: sésamo, calabaza y girasol.
  • Cacao también es muy rico, siempre y cuando sea fondant.

El magnesio también está presente, aunque en moderadas dosis, en alimentos de origen animal como el pescado, la carne y los productos lácteos.

La sal marina integral también contiene grandes cantidades de magnesio. Por eso se recomienda usarla en vez de la sal de cocina refinada, que tiene muy poca; y al cocinarla, pierde gran parte.

También le puede interesar: Los beneficios del magnesio para tener un corazón de oro