BienestarNutrición

Los Beneficios del limón: por qué deberías consumirlo a diario

Una de las frutas más utilizada en los hogares del mundo es el limón, por lo general siempre está presente en las despensas de la cocina. Sin embargo, muy pocas veces se habla de los beneficios del limón para la salud.

Así es. El limón posee beneficios curativos y terapéuticos, que muy pocos conocen, tal vez por su sabor ácido o por su misma cotidianidad en la cocina. Pero lo cierto es que tiene propiedades increíbles para la salud.

Esta fruta está compuesta en un 90% de agua, tiene pocos azúcares y proteínas y cero grasas. En calorías, solo proporciona 11 por hectolitro. Las sustancias aromatizantes que posee, como el limoneno y las cumarinas, son las encargadas de su sabor agrío; estas prevalecen sobre la poca cantidad de azúcar que posee.

Gracias a los flavonoides que contiene, es que el limón aporta tantos beneficios a la salud humana. Aquí hay algunos de ellos:

  • Desengrasa los vasos sanguíneos:

    el limón limpia los vasos sanguíneos de las toxinas acumuladas, y por lo tanto es uno de los más poderosos antiaterosclerosis naturales. Como ha demostrado el Departamento de Farmacia de la Universidad de Pisa, el limón, gracias a un flavonoide particular llamado naringenina, protegería contra el riesgo de isquemia.

  • Contrarresta el aumento de peso:

    de nuevo gracias a la acción de la naringenina, el limón, como lo demuestra un estudio de Huff del Instituto de Investigación Roberts de Ontario (Canadá), también evitaría la acumulación de grasa y otros síntomas del síndrome metabólico que pueden llevar al desarrollo de la diabetes de tipo 2.

  • Vence al dolor de la artrosis:

    el dolor articular suele estar relacionado con la acumulación de ácido úrico y la presencia de cristales de ácido en las articulaciones. El zumo de limón, gracias a sus propiedades purificadoras y a su acción alcalinizadora, ayuda a disminuir y disolver la presencia de acumulaciones de ácidos, favoreciendo su eliminación a través de la diuresis.

  • Facilita la digestión:

    el limón ayuda concretamente a digerir y asimilar los nutrientes presentes en los alimentos y esto se debe a la presencia de ácido cítrico y vitamina C. El jugo de esta fruta estimula la producción de saliva y jugos gástricos y también sirve para regular el tránsito intestinal, donde tiene lugar el proceso de asimilación de nutrientes. Además, aunque parezca extraño, el zumo de limón se recomienda en realidad a quienes sufren de acidez gástrica, ya que es un antiácido natural eficaz.

  • Disuelve los cálculos biliares:

    medio vaso de jugo de limón al día ayuda a combatir los cálculos biliares y los cólicos renales (dolencias que padecen alrededor del 18% de los italianos); así lo afirma un estudio de los Ospedali riuniti di Bergamo en colaboración con el Instituto Mario Negri y el Consorcio del Limón de Siracusa PGI. De hecho, 3 ó 4 limones recién exprimidos y diluidos en agua con bajo contenido de calcio son suficientes para obtener el resultado similar de un medicamento a base de citrato de potasio.
    La cáscara (la parte del limón en la que se encuentra la mayor parte de la vitamina C) también es preciosa contra los cálculos renales, gracias al D-limoneno, que ayuda a disolverlos o al menos a evitar que se hinchen.

  • Antiinflamatorio y aliado contra las infecciones:

    el limón también tiene un uso terapéutico porque ayuda eficazmente a desinfectar la garganta en caso de infecciones, baja la fiebre, alivia los trastornos respiratorios como la tos y el reumatismo.

El zumo de limón también contiene un ácido orgánico de primera importancia: el ácido cítrico. Responsable del sabor agrio del limón, está contenido en una cantidad de alrededor del 6-7%. Esta sustancia no sólo promueve la buena conservación del fruto, sino que también tiene varios beneficios para el cuerpo.

Los beneficios del ácido cítrico:

  • mejora la digestión;
  • es un antifermentativo;
  • promueve la asimilación;
  • mejora la absorción del hierro;
  • es diurético;
  • impide la formación de cálculos renales de cistina, xantina y ácido úrico.

La mejor manera de beneficiarse de las numerosas propiedades del limón es tomar agua tibia con jugo de limón todas las mañanas al despertar: tiene una profunda acción purificadora en el cuerpo y ayuda a combatir muchas dolencias.

También te puede interesar leer: Limón y jengibre: 2 poderosos alimentos para perder peso

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.