Los beneficios de la miel antes de dormir

La miel, como usted sabe, se puede utilizar para combatir el frío y humectar la piel, pero puede que no seamos conscientes de que los científicos la consideran un «superalimento» gracias a muchas otras propiedades. Combinar la miel con la comida es sabroso y saludable, pero si sólo consumimos una cucharada antes de acostarnos y dejamos que el cuerpo absorba toda su bondad durante la noche, nos sorprenderán los beneficios.

Los beneficios de consumir miel antes de dormir son estos:

  1. Buen sueño. La miel contiene un nutriente llamado triptófano, una hormona que ayuda a relajarse y da al cuerpo la señal de que «es hora de ir a la cama». Aunque el cuerpo necesita este aminoácido, no lo produce de forma natural y podemos obtenerlo de alimentos como la miel.
  2. Bajar la presión arterial. Debido a que la presión arterial alta es un factor que contribuye al riesgo significativo de enfermedad cardíaca, mantenerla moderada y estable es útil para evitar complicaciones cardíacas. La miel contiene compuestos antioxidantes que han demostrado reducir la presión arterial.
  3. Disminuye los triglicéridos. Los triglicéridos son un tipo de grasa en la sangre. Un nivel alto de triglicéridos conlleva a riesgos de desarrollar enfermedades cardíacas y diabetes. Afortunadamente, la miel está asociada con una disminución en el nivel de triglicéridos.
  4. Fortalece el sistema inmunológico. La miel es rica en antioxidantes y agentes antibacterianos que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, haciéndonos más fuertes en la lucha contra las infecciones causadas por microorganismos como bacterias, hongos y numerosos virus.
  5. Ayuda a quemar grasa más rápido. La miel aumenta el metabolismo y tiene un efecto termogénico en el cuerpo. Esto significa que mejora la circulación al aumentar un poco la temperatura corporal y así ayuda a quemar grasa sin demasiado esfuerzo.
  6. Mantiene la tos alejada.  Al consumir una cucharada de miel mezclada con agua caliente todas las noches podemos minimizar la irritación de la garganta y evitar la tos. Además, la miel es un buen antibiótico que puede ayudar a combatir cualquier bacteria que se encuentre en la garganta.