Beneficios de la espirulina para mantener la buena salud

Aunque la espirulina no es un suplemento de agradable sabor, provee al organismo de vitaminas, minerales, aminoácidos y una gran variedad de nutrientes que te ayudan a mantenerte saludable. Además, es totalmente asimilable, por lo que sus propiedades se potencian al facilitar la absorción de sus agentes activos naturales.

Las bondades saludables de este suplemento aún no están clínicamente probadas. Sin embargo, existen testimonios que afirman una notable mejora en la salud de quienes lo consumen.

¿Qué es la espirulina?

Es una micro alga acuática que se desarrolla en agua caliente y dulce. Pertenece a la familia de las algas verdes o azules y posee una alta cantidad de nutrientes para el organismo. No existe ningún suplemento dietético que la iguale.

Esta planta tiene su origen en México, India y Chad, y ha sido utilizada como método curativo en la medicina asiática. Hasta ahora se conocen unas 1500 especies de espirulina, pero solo 36 de ellas son comestibles y beneficiosas para la salud.

¿Es posible cultivar espirulina?

Aunque es posible cultivarla, la espirulina que crece de forma natural posee mejores propiedades y mayor calidad. Sin embargo, solo con favorecer las condiciones para su crecimiento, esta se desarrollará sin ningún mantenimiento adicional. Debe tener agua dulce y luz solar constante, también debe cubrirse con agua para protegerla de agresiones  externas o metales pesados.

La espirulina en cápsulas primero se seca y luego se comprime para ser consumida fácil y rápidamente. Es necesario mezclarla con alimentos y bebidas.

Beneficios de la espirulina para la salud

Esta planta acuática brinda al organismo todos los beneficios que un superalimento puede aportar. Entre ellos destacan los siguientes.

  • Buena fuente de proteínas

Casi el 70% del peso de la espirulina se compone de aminoácidos. Por eso es una planta rica en proteínas, ideal para quienes desean llevar una dieta vegana sin consumo de carne. 5 gramos de esta planta equivalen a 60 gramos de proteínas. Si solo deseas añadir un extra de proteínas a tu dieta, mezcla la espirulina con algún cereal como el mijo o arroz.

  • Rica en minerales

Esta planta también constituye un importante aporte de minerales al organismo. Posee principalmente zinc, magnesio y cobre, así como hierro, que mantiene a raya el cansancio y la fatiga. Además, brinda potasio, manganeso, selenio, fósforo y sodio. Por tal razón, la espirulina estimula el funcionamiento de todo el organismo y previene el daño de radicales libres.

  • Potente efecto antioxidante

Es un poderoso antioxidante debido a que contiene un compuesto raro de origen natural llamado ficocianina. Este ayuda a fortalecer las células evitando la contaminación externa proveniente de enfermedades. Además, la clorofila, que es la encargada de dar el tono verde a esta planta, atrae todos los elementos tóxicos del cuerpo y ayuda a eliminarlos mientras estimula la producción de glóbulos rojos y blancos.

  • Favorece el peso ideal

Esta especie de alga ayuda a mantener el peso ideal gracias a su alto contenido de minerales y vitaminas. Estas estimulan el apetito para consumir la cantidad necesaria de alimentos en cada comida y evitar los antojos y bocadillos extras. También se considera excelente para complementar una nutrición inadecuada y favorece la expulsión regular de materia fecal, haciéndote sentir más liviano y delgado.

  • Refuerza el sistema inmune

El cuerpo necesita una buena cantidad de vitaminas para que el sistema inmune funcione en su máximo nivel. Es allí donde destaca la espirulina, ya que posee gran cantidad de vitaminas. También, su aporte de beta carotenos se considera un estimulante perfecto para las defensas del cuerpo. Otros beneficios importantes son la prevención degenerativa de las células cerebrales, su acción antialérgica y anticancerígena.

  • Repone la energía perdida

Es el complemento ideal de los deportistas intensivos. Con solo consumir de 10 a 15 gramos diarios de esta alga acuática te sentirás mejor luego de una intensiva jornada de ejercicios. Por otro lado, previene los calambres durante las rutinas de entrenamiento, brinda mayor resistencia muscular, mejora el rendimiento deportivo y ayuda a aliviar heridas, cortes, raspones derivados del esfuerzo físico.

Ahora que ya sabes todos los beneficios que proporciona la espirulina a tu salud, ¿estarías dispuesto a probarla? Intenta incorporarla progresivamente a tu dieta y podrás conseguir muy buenos resultados.