Los antioxidantes protegen contra la diabetes de tipo II

Una dieta rica en antioxidantes se asocia con un menor riesgo de diabetes tipo 2. Y entre los alimentos más protectores, destacan especialmente las frutas, las verduras y los tés.
En un estudio publicado en la revista Diabetologia, un equipo del Inserm (Generations and Health Team, Centre de recherche en Epidémiologie et Santé des Populations, Villejuif) demuestra una vez más los beneficios de una dieta rica en frutas y verduras.

Ya sabíamos que una dieta rica en vegetales se asocia a un menor riesgo de ciertos cánceres y enfermedades cardiovasculares; pero ahora podemos pensar que la diabetes de tipo 2 también forma parte de sus virtudes.

Antioxidantes protectores

El equipo de científicos ya sospechaba de este vínculo; pues estudios han demostrado  que antioxidantes como la vitamina E, vitamina C, licopenos o flavonoides se asociaban con un riesgo reducido de diabetes tipo 2. Pero este trabajo siempre se centró en los nutrientes de forma aislada y nunca en la capacidad antioxidante total de la dieta.

Por lo tanto, es la dieta en su conjunto, y su capacidad antioxidante, la que ha sido evaluada en relación con el riesgo de diabetes. Los autores hicieron un seguimiento de 64.223 mujeres francesas de la cohorte E3N (ahora llamada e4n), reclutadas desde 1990, y luego de 40 a 65 años, entre 1993 y 2008. Todos estaban libres de diabetes y enfermedades cardiovasculares en el momento de su inclusión en el estudio.

Al comienzo del estudio se completó un cuestionario sobre la dieta de más de 200 alimentos para determinar las pautas de consumo. Se evaluó un puntaje de antioxidantes basado en datos italianos, indicando el poder antioxidante de una amplia gama de alimentos. Luego analizaron la relación entre estas puntuaciones y el riesgo de desarrollar diabetes durante el seguimiento. Sus resultados muestran que el riesgo de diabetes disminuye con el nivel de consumo de antioxidantes, hasta un umbral de 15 mmol/día, que corresponde por ejemplo a los alimentos ricos en chocolate negro, té, frutos secos, ciruelas pasas, arándanos, fresas, avellanas, … Por encima de este umbral, el riesgo no disminuye más.

Un 27% menos de riesgo de diabetes

Las mujeres con las puntuaciones más altas de antioxidantes tenían un 27% menos de riesgo de diabetes en comparación con las que tenían las puntuaciones más bajas. Este vínculo persiste después de tener en cuenta los otros factores de riesgo principales de la diabetes de tipo 2: el tabaquismo, el nivel de educación, la hipertensión, la hipercolesterolemia, los antecedentes familiares de diabetes y, sobre todo, el índice de masa corporal», dice Francesca Romana Mancini, la primera autora de este trabajo.

Los alimentos que más contribuyeron a un alto índice de antioxidantes fueron las frutas y verduras, el té y el vino tinto (consumidos en cantidades moderadas). Queda por entender por qué existe este efecto protector.

Sabemos que los antioxidantes impiden la formación de radicales libres nocivos en las células y limitan sus efectos nocivos cuando están presentes, pero probablemente existe una acción más específica como el efecto sobre la sensibilidad de las células a la insulina. «Esto queda por confirmar en estudios posteriores», concluye Francesca Romana Mancini.

 

Fuente:

Mancini F.R. et al. Dietary antioxidant capacity and risk of type 2 diabetes in the large prospective E3N-EPIC cohort Diabetologia.