Los alimentos orgánicos: razones para elegirlos y cómo reconocerlos

Los alimentos orgánicos se han vuelto muy populares en los últimos años. La demanda de este tipo de comida aumentó, con el incremento del interés por la vida saludable y la conciencia sobre el respeto a la tierra y la cadena de producción.

Pero la duda que esto ha generado, es que si lo alimentos orgánicos son según la temporada, cómo los supermercados mantienen sus estantes surtidos todo el años. De dónde provienen entonces los alimentos que no se consideran orgánicos si no están en temporada. ¿Qué es lo que la gente consume?

Razones para elegir los alimentos orgánicos

Hay muchas razones para preferir consumir alimentos orgánicos. Aquí te contamos algunas.

  • Su sabor es mejor. Además, contienen muchos nutrientes, debido a que los suelos donde se cultivan siguen un ritmo sostenible.
  • Los animales se crían de forma saludable, al aire libre y no en jaulas; y su alimentación es natural; pues no reciben hormonas para acelerar su crecimiento.
  • No contienen OGM (organismos genéticamente modificados).
  • Las frutas y verduras no se maduran artificialmente, sino que siguen su proceso natural.
  • El uso de plaguicidas y fertilizantes es limitado y esto reduce la contaminación del ambiente; además de no contaminar el alimento como tal.
  • Al comprar alimentos orgánicos ayudamos a los pequeños agricultores. Quienes se han visto afectados por las grandes empresas que producen en masa.
  • Comer lo que la naturaleza nos ofrece, sin exagerar la producción, también nos lleva a limitar el desperdicio y, en consecuencia, también la producción de residuos es mucho menor.

Aprender a reconocer los alimentos orgánicos

Las empresas que se denominan orgánicas deben cumplir un conjunto de normas establecidas por la Unión Europea. Sólo así, un producto puede definirse como orgánico.

Para diferenciarlos, sus empaques deben tener una etiqueta con las palabras: «de Agricultura Orgánica»; seguidas del nombre del organismo que realiza el control, con el número de autorización ministerial correspondiente.

También deben tener a la vista el logotipo europeo: una hoja sobre fondo verde formada por pequeñas estrellas blancas. Los productos que tienen un porcentaje de origen orgánico de al menos el 95%, deben llevarla por obligación en sus envases. En caso de no poseer este logo, puede tratarse de un alimento importado de otro continente o uno no orgánico.

Y aunque las ventajas de consumir orgánico son muchas, aún hay aspectos que lo dificultan. Por ejemplo, sus precios son más altos que los de origen no orgánico; además de la variedad para elegir.

También te puede interesar leer: Los alimentos orgánicos puedes reducir el riesgo de cáncer en un 25%.