Los alimentos orgánicos puedes reducir el riesgo de cáncer en un 25%.

alimentos que ayudan a prevenir el cáncer

El consumo regular de alimentos orgánicos se asocia con una reducción sustancial del riesgo de cáncer, según los datos del estudio francés NutriNet-Santé.

La producción de alimentos a partir de la agricultura y la cría orgánica está sujeta a especificaciones que limitan fuertemente el uso de productos fitosanitarios. Es evidente que hay menos plaguicidas en las frutas y verduras orgánicas que en las convencionales, lo cual también está atestiguado por la vigilancia europea.

Sin embargo, la contribución de los plaguicidas al desarrollo de los cánceres, aunque se sospecha desde hace tiempo, nunca ha quedado claramente demostrada en el contexto de la exposición a través del consumo de frutas y verduras, que son alimentos protectores. Sin embargo, este estudio, aunque no demuestra la culpabilidad de los productos fitosanitarios, reabre el debate y pide más investigación.

Alimentos orgánicos: 25% menos de riesgo de cáncer, especialmente cáncer de mama

Este nuevo estudio se basa en los datos de 68.946 participantes en la cohorte NutriNet-Salud. Se clasificaron según su frecuencia de consumo de alimentos orgánicos: nunca, ocasionalmente o la mayoría de las veces.

Los resultados muestran que los consumidores orgánicos «regulares» tienen un 25% menos de riesgo de todos los tipos de cáncer en comparación con los consumidores más ocasionales. El efecto es particularmente marcado para el cáncer de mama en las mujeres posmenopáusicas (-34%) y el linfoma (-76%).

La menor presencia de plaguicidas en los alimentos orgánicos es una hipótesis, pero los investigadores también sugieren que el mayor contenido de ciertos compuestos potencialmente protectores en los alimentos orgánicos, como los antioxidantes, los carotenoides, los polifenoles, la vitamina C o un perfil de ácidos grasos más beneficioso.

El que come orgánico vive más sano

Aunque los autores tuvieron cuidado de tener en cuenta varios factores de confusión (sociodemográficos, dieta, estilo de vida, antecedentes familiares), estos resultados deben interpretarse con cautela. En efecto, se sabe que el consumidor orgánico es más preocupado por la salud que el consumidor no orgánico; adopta ciertamente un estilo de vida más saludable en muchos aspectos, y no es posible tener en cuenta todos los elementos que pueden influir.

No obstante, este estudio reabre el debate sobre los beneficios para la salud de los alimentos orgánicos; la ciencia nunca antes había sugerido esto tan claramente.

También te puede interesar leer: Las Semillas de Chía: ¿de dónde vienen y qué le aportan al organismo?

Fuente:
Baudry J. et al: Association of Frequency of Organic Food Consumption With Cancer Risk Findings From the NutriNet-Santé Prospective Cohort Study. JAMA Intern Med.,