Nutrición

9 beneficios y usos de la cáscara de limón

El limón (Citrus limon) es un cítrico común, junto con el pomelo, la lima y la naranja. Mientras que la pulpa y el zumo son los más utilizados, la cáscara de limón suele desecharse.

Sin embargo, los estudios han determinado que la cáscara de limón está llena de compuestos bioactivos que pueden ofrecer muchos beneficios para la salud.

Aquí hay 9 beneficios y usos potenciales de la cáscara de limón.

  1. Un alto valor nutricional

Aunque se consume en pequeñas cantidades, la cáscara de limón es muy nutritiva. Una cucharada sopera (6 gramos) proporciona:

  • Calorías: 3
  • Carbohidratos: 1 gramo
  • Fibra: 1 gramo
  • Proteínas: 0 gramos
  • Grasa: 0 gramos
  • Vitamina C: 9% del valor diario (VD)

La cáscara de limón tiene un alto contenido en fibra y vitamina C, aportando el 9% del valor diario en sólo 1 cucharada (6 gramos), y contiene pequeñas cantidades de calcio, potasio y magnesio. El D-limoneno, un compuesto que da a los limones su aroma característico, también se encuentra en la cáscara y puede ser responsable de muchos de los beneficios para la salud de esta fruta.

  1. Puede favorecer la salud bucodental

Las caries y las infecciones de las encías son enfermedades orales comunes causadas por bacterias como el Streptococcus mutans.La cáscara de limón contiene sustancias antibacterianas que pueden inhibir el crecimiento de los microorganismos. En un estudio, los investigadores identificaron cuatro compuestos en la cáscara de limón que tienen potentes propiedades antibacterianas y combaten eficazmente las bacterias responsables de las enfermedades orales comunes. Además, un estudio de probeta reveló que el extracto de cáscara de limón combate la actividad del Streptococcus mutans, siendo las dosis más altas las más eficaces.

  1. Alto contenido en antioxidantes

Los antioxidantes son compuestos vegetales que previenen el daño celular luchando contra los radicales libres del organismo. La cáscara de limón es rica en antioxidantes, como el D-limoneno y la vitamina C. El consumo de antioxidantes flavonoides como el D-limoneno está relacionado con un menor riesgo de padecer ciertas enfermedades, como las cardiopatías y la diabetes de tipo 2. Un estudio de probeta determinó que la cáscara de limón tenía una actividad antioxidante más fuerte que la cáscara de pomelo o de mandarina. Los estudios en animales también muestran que el D-limoneno aumenta la actividad de una enzima que ayuda a reducir el estrés oxidativo. El estrés oxidativo está asociado al daño de los tejidos y al envejecimiento acelerado.

Además, la vitamina C de la cáscara de limón actúa como un potente antioxidante y también favorece la salud inmunitaria.

  1. Puede tener propiedades antimicrobianas y antifúngicas

La cáscara de limón puede tener varias propiedades antimicrobianas y antifúngicas. En particular, en un estudio de probeta, la cáscara de limón inhibió y redujo significativamente el crecimiento de bacterias resistentes a los antibióticos. Otro estudio de probeta demostró que el extracto de cáscara de limón combatía un hongo resistente a los medicamentos que causa infecciones en la piel. A pesar de estos prometedores resultados, se necesitan estudios en humanos.

  1. Puede reforzar su sistema inmunológico

El extracto de cáscara de limón puede reforzar el sistema inmunitario gracias a su contenido en flavonoides y vitamina C. Un estudio de 15 días en el que se administró a los peces cáscara de limón deshidratada mostró una mejor respuesta inmunitaria. Además, una revisión de 82 estudios descubrió que 1 ó 2 gramos de vitamina C al día reducían la gravedad y la duración de los resfriados en un 8% en los adultos y en un 14% en los niños. La vitamina C también se acumula en los fagocitos, un tipo de célula que ingiere compuestos nocivos.

  1. Puede favorecer la salud del corazón

La presión arterial alta, el colesterol elevado y la obesidad son factores de riesgo de enfermedades cardíacas. Las investigaciones sugieren que compuestos como los flavonoides, la vitamina C y la pectina, la principal fibra de la cáscara de limón, pueden reducir el riesgo. Un análisis de 14 estudios en los que participaron 344.488 personas descubrió que un aumento promedio de 10 mg de flavonoides al día reducía el riesgo de enfermedades cardíacas en un 5%. Además, en un estudio con ratones obesos, el D-limoneno redujo el azúcar en sangre, los triglicéridos y los niveles de colesterol LDL (malo), al tiempo que aumentó el colesterol HDL (bueno). Un estudio de 4 semanas con 60 niños con sobrepeso descubrió que la suplementación con polvo de limón (que contiene la cáscara) reducía la presión arterial y el colesterol LDL (malo). La pectina de la cáscara de limón también puede reducir los niveles de colesterol al aumentar la excreción de ácidos biliares, que son producidos por el hígado y se unen al colesterol.

  1. Puede tener propiedades anticancerígenas

La cáscara de limón puede tener varias propiedades anticancerígenas. Por ejemplo, el consumo de flavonoides se asocia a un menor riesgo de varios tipos de cáncer, y la vitamina C puede favorecer el crecimiento de los glóbulos blancos, que ayudan a eliminar las células cancerosas mutadas. El D-limoneno también puede tener propiedades anticancerígenas, especialmente contra el cáncer de estómago. Un estudio de probeta descubrió que este compuesto ayudaba a matar las células cancerosas del estómago. Del mismo modo, un estudio de 52 semanas en ratas descubrió que diferentes concentraciones de D-limoneno inhibían el cáncer de estómago al aumentar la tasa de mortalidad de las células mutadas. Sin embargo, la cáscara de limón no debe considerarse un tratamiento o cura para el cáncer. Es necesario investigar en humanos.

  1. Puede tratar los cálculos biliares

Algunos estudios sugieren que el D-limoneno puede ayudar a tratar los cálculos biliares, depósitos duros que pueden desarrollarse en la vesícula biliar. En un estudio de 200 enfermos de cálculos biliares, el 48% de los que se inyectaron con un disolvente de D-limoneno eliminaron completamente sus cálculos biliares, lo que sugiere que este tratamiento podría ser una alternativa eficaz a la cirugía. Sin embargo, es necesario realizar una investigación de seguimiento.

  1. Otros usos

La cáscara de limón también tiene muchas aplicaciones como elemento cosmético o doméstico. Estos son algunos de los usos más populares:

  • Limpiador multiuso

Llene un frasco con cáscaras de limón y vinagre blanco y déjelo durante varias semanas.

Retirar las cáscaras y mezclar la solución restante a partes iguales con agua.

  • Nevera y papelera

Coloque unas cuantas cáscaras de limón en su nevera o en el fondo de su papelera para absorber los olores.

  • Limpiador de ollas

Llene la olla con agua y cáscaras de limón y llévela a ebullición para eliminar los depósitos minerales. Deje que el agua repose durante una hora antes de enjuagar.

  • Exfoliación corporal

Mezclar el azúcar, el aceite de oliva y la cáscara de limón finamente picada y masajear sobre la piel húmeda. Asegúrese de enjuagar bien cuando haya terminado.

Cómo añadirlo a su dieta

Puede aumentar su consumo de cáscara de limón de varias maneras, como añadiendo cáscara de limón a las ensaladas o al yogur.

Rallar la cáscara de limón congelada y espolvorearla sobre sopas, bebidas, aderezos y adobos.

Deshidratar cortando la cáscara en tiras y hornearla a 93°C, luego añadirla al té.

Puede interesarle: El agua de coco y sus múltiples beneficios para la salud

Síguenos en Google Noticias