Bienestar

Los 8 mejores remedios naturales para la resaca

¿Qué hacer si quieres disfrutar de unas cuantas bebidas alcohólicas sin tener resaca al día siguiente?

Después de una noche de copas, puedes despertarte con un dolor de cabeza palpitante, náuseas insoportables, sed excesiva y fatiga extrema. Estás de resaca, pero no te preocupes, no estás solo. Estos son algunos de los síntomas más comunes. El cuerpo sólo absorbe una cantidad fija de alcohol por hora. Esta cantidad varía mucho en función de muchos factores, como el sexo, la masa corporal y la cantidad de alcohol consumida por la persona.

El alcohol entra en el torrente sanguíneo unos minutos después del primer sorbo y luego se absorbe a través del tracto digestivo, comenzando en el estómago antes de ser procesado por el hígado, ya que el cuerpo trabaja para descomponerlo, lo que se llama metabolismo del alcohol. Durante el metabolismo del alcohol, se crea un subproducto tóxico llamado acetaldehído, que el cuerpo se esfuerza por eliminar. La forma en que te sientas puede depender a menudo de la rapidez con la que metabolices el acetaldehído y de la rapidez con la que puedas deshacerte de él. Algunas personas no descomponen el acetaldehído tan bien como otras. Aunque la mayor parte del metabolismo del alcohol se produce en el hígado, se cree que parte del metabolismo del alcohol puede producirse en el páncreas y el cerebro.

Entonces, ¿qué causa exactamente esa sed extrema, ese horrible dolor de cabeza y las náuseas?

Las impurezas del alcohol, que varían de un tipo de alcohol a otro, también pueden contribuir a la gravedad de la resaca. En otras palabras, cuanto más puro sea el alcohol, menos grave será la resaca. Pero, ¿y si quieres disfrutar de unas cuantas bebidas alcohólicas sin sentirte mal al día siguiente? Hay varias cosas que puedes hacer para aliviar el dolor.

  1. Beber agua para evitar la deshidratación

El alcohol que contiene la bebida actúa como diurético, lo que puede hacer que orines más. Esto puede conducir a la deshidratación, que es una de las principales causas de los síntomas de la resaca. En otras palabras, esa sed del desierto que te despierta a primera hora de la mañana es una señal de que vas camino de la resaca. La cantidad de agua que se ingiere debe ser igual a la que se pierde, y el alcohol puede alterar este equilibrio. Si sabes que vas a beber esa noche, mantente bien hidratado durante el día y bebe mucho antes de acostarte. Y si te levantas con resaca, haz lo posible por beber la mayor cantidad de agua posible. Incluso beber a sorbos de vez en cuando ayudará.

  1. Beber otros líquidos para recuperar los electrolitos

Como el alcohol es un diurético y se orina mucho, también se pierden electrolitos y, como consecuencia, se pueden sentir mareos, náuseas y calambres. El desequilibrio electrolítico es una de las principales causas de la sensación de cansancio por la resaca. Una investigación publicada en febrero de 2015 en el Journal of Strength and Conditioning Research descubrió que beber electrolitos después de largos períodos de deshidratación puede ayudar significativamente a restaurar minerales importantes, como el sodio, el potasio y el calcio.

¿Qué bebidas ricas en electrolitos son las mejores?

  • bebidas para deportistas
  • caldos

Estas bebidas ayudan a restaurar y reponer los electrolitos perdidos y a recuperarse más rápidamente. Las bebidas fermentadas, como la kombucha, también pueden ser beneficiosas para las deficiencias nutricionales, ya que son ricas en minerales, antioxidantes y bacterias intestinales beneficiosas.

  1. Comer antes y durante el consumo de alcohol

Para evitar la resaca, investigaciones anteriores han demostrado que combinar el alcohol con alimentos puede ayudar al organismo a metabolizar el alcohol de forma más eficaz. Digerir los alimentos antes o durante el consumo de alcohol puede ayudar a aumentar los niveles de la hormona antidiurética (ADH), el azúcar de la fructosa y el flujo sanguíneo hacia el hígado, todo lo cual ayuda al cuerpo a descomponer el alcohol más rápidamente.

¿Qué debe comer si ya tiene resaca?

Contrariamente a la creencia popular, los alimentos grasos no le ayudarán a absorber la resaca. El deseo de comer huevos, queso, jamón y tocino por la mañana después de una noche de copas es la respuesta del cuerpo a la bajada de azúcar y a la deshidratación. Pero no absorberá el alcohol, que ya ha llegado a su hígado. En cambio, los carbohidratos complejos, como la fruta y las verduras, son tu mejor opción.

Los expertos recomiendan dar preferencia a frutas como las bananas, ya que están llenas de minerales como el potasio, que el alcohol puede agotar. Una banana contiene unos 422 miligramos (mg) de potasio y 32 mg de magnesio. Si puedes soportar el sonido de una licuadora, prueba un batido de leche de coco y banana.

  1. Prueba el jengibre para aliviar las náuseas

Médicos y nutricionistas coinciden en que el jengibre es uno de los mejores remedios naturales para calmar el malestar estomacal, que suele ser un síntoma común de la resaca. El jengibre puede facilitar la digestión y, por tanto, aliviar el malestar estomacal. Esto se debe a que el alcohol aumenta la irritación del revestimiento del estómago. Esta es una de las razones de las náuseas relacionadas con la resaca. Se cree que los compuestos químicos del jengibre ayudan a aliviar el malestar estomacal y facilitan la digestión. Un meta-análisis publicado en diciembre de 2019 en el Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics encontró que el jengibre redujo los vómitos en pacientes con cáncer que recibían quimioterapia en un 60% y la fatiga en un 80%.

Puedes disfrutar de este superalimento de muchas maneras diferentes. Para calmar el malestar estomacal, prueba a preparar un té de jengibre o a mezclar jengibre fresco en un batido.

  1. Tomar manzanilla para reducir la ansiedad (o la angustia)

Para algunos, la ansiedad de la resaca puede ser tan emocionalmente agotadora como algunos de los síntomas físicos de la resaca. Si esto no le resulta familiar, puede ser porque las resacas nos afectan a todos de forma diferente. En un estudio publicado en marzo de 2019 en la revista Personality and Individual Differences, los investigadores descubrieron que las personas tímidas tenían mayores niveles de ansiedad el día después de beber alcohol.

Té de manzanilla para calmar cualquier sentimiento de agobio emocional provocado por el consumo de alcohol. Las investigaciones respaldan el uso de esta planta con flores para aliviar la ansiedad. Doble ventaja: la manzanilla puede ayudarte a dormir más profundamente y a aliviar el malestar estomacal.

  1. Aumente su energía con la vitamina B y proteja su inmunidad con la vitamina C

Muchos de los síntomas de la resaca son consecuencia de deficiencias nutricionales, y la vitamina B se ve especialmente afectada por el consumo de alcohol, según un estudio publicado en el European Journal of Clinical Nutrition. La vitamina B es responsable de la energía, la función cerebral y el buen funcionamiento de los sistemas inmunológico y nervioso. El agotamiento de la vitamina B puede asociarse a la sensación de cansancio y a los bajos niveles de energía. Come huevos, son una excelente fuente de vitaminas B que producen energía y que el alcohol elimina con proteínas magras como el pollo o el pavo.

Otra vitamina que hay que tener en cuenta para recuperarse de una resaca es la vitamina C, según los expertos. Una investigación publicada en 2015 en Alcohol Research Current Reviews mostró una relación entre el consumo de alcohol y el debilitamiento del sistema inmunitario, lo que perjudica la capacidad del organismo para defenderse. Para evitar exponerse a resfriados, virus y enfermedades potencialmente relacionadas con el alcohol, llénate de vitamina C con frutas y verduras como el brócoli, que contiene el 135% del valor diario por taza.

Come también naranjas, pimientos rojos, kiwis y fresas.

  1. Evitar los medicamentos que puedan tener efectos adversos con el alcohol

Algunos medicamentos pueden interactuar con el alcohol y provocar graves síntomas de resaca. Uno de ellos es un antibiótico que contiene metronidazol, que suele utilizarse para tratar infecciones bacterianas de la piel, el estómago, la vagina, las articulaciones o las vías respiratorias.

Otros medicamentos comunes, cuando se toman con alcohol, pueden provocar mareos, somnolencia, falta de concentración y un mayor riesgo de sobredosis. Entre ellos se encuentran los antidepresivos, los estimulantes o Ritalin y las benzodiacepinas que tratan la ansiedad, como el Xanax. Los medicamentos para la alergia también pueden interactuar negativamente con el alcohol. Tenga en cuenta que algunos medicamentos interactúan con la capacidad del cuerpo para descomponer el alcohol, lo que puede aumentar la gravedad de la resaca.

  1. Vuelve a la cama para restablecer tu ritmo circadiano

Uno de los remedios más reconstituyentes que puedes probar cuando tienes resaca es simplemente dormir más. De hecho, el retraso en la función cognitiva durante la resaca está probablemente relacionado con el escaso sueño asociado al consumo de alcohol. De hecho, un estudio publicado en diciembre de 2018 en la revista Addiction descubrió que la resaca puede perjudicar la atención sostenida e impactar negativamente en tareas cotidianas como la conducción.

El alcohol altera el ritmo circadiano e impide el sueño REM. Es poco probable que caiga en un sueño profundo y reparador después de beber más de una o dos copas de vino.

Se ha demostrado que no se puede alcanzar el ciclo de sueño REM habitual cuando se bebe alcohol, por lo que, aunque se duerma unas horas, probablemente no se esté durmiendo bien.

También puede leer: Reducir el azúcar en la dieta: consejos útiles para lograrlo

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.