El eccema puede ser manejado de forma natural. Los remedios caseros y los tratamientos naturales pueden aliviar la piel seca y con picor que acompaña al eccema. Las cremas, los productos naturales y los cambios en la dieta y el estilo de vida pueden utilizarse para controlar o prevenir los brotes de eccema. Especialmente en invierno, cuando los síntomas tienden a ser más severos. Las sustancias naturales, como el gel de aloe vera y el aceite de coco, pueden hidratar la piel seca y dañada. También pueden combatir la inflamación y las bacterias dañinas para reducir la hinchazón y prevenir la infección.

Los remedios naturales no pueden curar el eccema. Pero pueden ayudar a controlar los síntomas y a prevenir los brotes. Este artículo analiza los mejores remedios naturales para el eccema.

  1. Aceite de coco

El aceite de coco contiene ácidos grasos saludables que pueden promover la hidratación de la piel, lo que puede ayudar a las personas con piel seca y eccema. Además, el aceite de coco virgen puede proteger la piel ayudando a combatir la inflamación y mejorar la salud de la barrera de la piel.

Un ensayo clínico aleatorio examinó los efectos de la aplicación de aceite de coco virgen en la piel de los niños. Los resultados muestran que el uso del aceite durante 8 semanas mejoró los síntomas del eccema mejor que el aceite mineral.

Cómo se usa

Aplique aceite de coco virgen prensado en frío directamente sobre la piel después del baño y hasta varias veces al día. Úselo antes de acostarse para mantener la piel hidratada durante la noche.

El aceite de coco extravirgen suele ser sólido a temperatura ambiente. Pero el calor del cuerpo lo convierte en un líquido. El aceite se vende en tiendas de salud y online.

  1. Gel de Aloe Vera

El gel de aloe vera se deriva de las hojas de la planta de aloe vera. El gel de aloe vera se ha utilizado durante siglos para tratar una amplia gama de enfermedades. Un uso común es para aliviar el eccema. En un estudio sistemático realizado a partir de 2015 se han examinado los efectos del aloe vera en la salud humana. Los investigadores informaron que el gel tiene los siguientes tipos de propiedades:

  • antibacteriano
  • antimicrobiano
  • fortalecimiento del sistema inmunológico
  • reparación de heridas

Los efectos antibacterianos y antimicrobianos pueden prevenir las infecciones de la piel, que son más probables cuando una persona tiene la piel seca y agrietada. Las propiedades curativas del aloe pueden aliviar la piel dañada y promover la cicatrización.

Cómo se usa

Puedes comprar el gel de aloe vera en tiendas de salud o en Internet, o comprar una planta de aloe vera y usar el gel directamente de sus hojas.

Elija productos de gel de aloe vera con pocos ingredientes. Algunos geles pueden contener conservantes, alcohol, fragancias y colorantes. Todos pueden irritar la piel sensible. El alcohol y otros ingredientes deshidratantes pueden empeorar el eccema.

Empieza con una pequeña cantidad de gel para comprobar la sensibilidad de la piel. A veces el aloe vera puede causar quemaduras o picaduras. Sin embargo, en general, es seguro y eficaz tanto para los adultos como para los niños.

  1. Miel

La miel es un agente natural antibacteriano y antiinflamatorio. Se ha usado para curar heridas durante siglos.

Los resultados de un estudio confirman que la miel puede ayudar a curar heridas y fortalecer las funciones del sistema inmunológico. Esto significa que puede ayudar al cuerpo a combatir las infecciones. Otro estudio indica que la miel es útil para tratar diversas afecciones de la piel. Estas incluyen quemaduras y heridas, y que tiene una capacidad antibacteriana.

Aplicada directamente al eccema, la miel puede ayudar a prevenir las infecciones mientras humedece la piel y acelera la curación.

Cómo se usa

Pruebe a rociar un poco de miel en la zona. Los productos de miel de Manuka diseñados para el cuidado de heridas y su aplicación en la piel también están disponibles en muchas farmacias y en Internet.

  1. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es un remedio casero popular para muchas dolencias, incluyendo los trastornos de la piel. El vinagre de sidra de manzana puede ayudar a tratar esta condición. Ninguna investigación ha confirmado que el vinagre de sidra de manzana reduzca los síntomas del eccema, pero hay varias razones por las que puede ayudar:

Lucha contra las bacterias

Los estudios han demostrado que el vinagre de sidra de manzana puede combatir las bacterias, incluyendo la Escherichia coli y el Staphylococcus aureus. El uso de vinagre de sidra de manzana en la piel puede ayudar a prevenir la infección de la piel dañada.

Equilibrar los niveles de acidez de la piel

El vinagre es muy ácido. La piel es naturalmente ácida, pero las personas con eccema pueden tener una piel menos ácida que otras. Esto puede debilitar las defensas de la piel. Aplicar vinagre de sidra de manzana diluido puede ayudar a equilibrar el nivel de acidez de la piel. Tengan cuidado, el vinagre puede causar pequeñas irritaciones si no se diluye.

Por otro lado, muchos jabones, detergentes y limpiadores son alcalinos. Pueden alterar la acidez de la piel, haciéndola vulnerable a los daños. Esto puede explicar por qué lavarse con algunos jabones puede causar brotes de eccema.

Cómo usar el vinagre de sidra de manzana

Siempre diluya el vinagre de sidra de manzana antes de aplicarlo a la piel. El vinagre sin diluir puede causar irritación.

El vinagre se puede usar en envoltorios o baños húmedos y está disponible en la mayoría de los supermercados y tiendas de alimentos saludables.

Usar vinagre de sidra de manzana en compresas:

  • Mezcle una taza de agua caliente y una cucharada de vinagre.
  • Aplique la solución a una almohadilla de algodón o gasa.
  • Cubre el vendaje con un paño de algodón limpio.
  • Déjelo puesto durante 3 horas.

Para probar un baño de vinagre de sidra de manzana:

  • Añada 2 tazas de vinagre de sidra de manzana a un baño caliente.
  • Remoje de 15 a 20 minutos.
  • Enjuague el cuerpo a fondo.
  • Hidratarse a los pocos minutos de salir del baño.
  1. Aceite esencial del árbol del té

Los fabricantes extraen el aceite del árbol del té de las hojas del árbol Melaleuca alternifolia. Este aceite se utiliza a menudo para tratar problemas de la piel como el eccema. Un estudio realizado en 2013 identifica las propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y curativas de este aceite. Puede ayudar a aliviar la piel seca y con picor y a prevenir infecciones.

Cómo se usa

Los aceites esenciales siempre deben ser diluidos antes de usarlos en la piel. Intenta mezclar el aceite del árbol del té con un aceite portador, como el de almendras o el de oliva, y luego aplica la solución. Algunos productos contienen aceite del árbol del té en forma diluida.

También puede interesarle leer: