Lograr un abdomen plano con una dieta rica en fibra

El objetivo en cuestión de estética y belleza para muchos, es lograr tener el abdomen plano. Sin embargo, esto muchas veces no es tan fácil; pero puede ser porque no estamos eligiendo los alimentos adecuados.

La clave para lograr un abdomen plano está en la alimentación. Debes empezar a consumir alimentos ricos en fibra soluble. Con esto, se puede prevenir la acumulación de grasa abdominal, que además, es peligrosa para la salud del corazón.

La ciencia ha estudiado obviamente la influencia de estos nutrientes varias veces. Interesante en este sentido es el llamado Estudio Familiar del IRAS. Se remonta al año 2012 y fue llevada a cabo por un equipo activo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Wake Forest, y comenzó con el objetivo de vigilar la influencia de ciertos factores del estilo de vida en la acumulación de grasa abdominal.

A través de esta investigación vigilaron la influencia de algunos hábitos de vida en la acumulación de la grasa en el abdomen. Para esto, hicieron seguimiento por cinco años a 1154 personas. Tiempo en el cual pudieron comprobar que quienes consumían más fibra soluble, acompañada de hábitos de ejercicio intenso, tenían una mejor composición corporal, obteniendo un abdomen plano.

Algunas de esas fibras soluble son el beta-glucano y el glucomanano – que, cuando se mezclan con agua, crean una sustancia viscosa que a su vez retrasa la liberación de los alimentos digeridos en el intestino. Además, estas fibras tienen la capacidad para promover la diversidad de las bacterias intestinales. Lo que podría tener efectos positivos para prevenir la grasa abdominal.

Otro de los beneficios de la fibra soluble, es que al consumirla, se puede controlar mejor la sensación de hambre; pues reduce los niveles de la hormona de la inanición grelina. Por lo que al dar sensación de saciedad, ayuda a consumir menos calorías y por ende, a perder peso. Y con esto, la disminución de la grasa abdominal y un abdomen plano.

¿De dónde obtengo la fibra soluble?

Afortunadamente, es muy fácil añadir a nuestra alimentación, la fibra soluble. Esta se puede encontrar en:

  • Semillas de Lino
  • Legumbres
  • Judías
  • Coles de bruselas
  • Avena

Sin embargo, es importante no ingerir demasiada. Pues puede generar diarrea. Por eso, siempre es recomendable consultar a expertos sobre la cantidad a ingerir.

También te puede interesar leer: Abdomen plano: seis métodos efectivos para lograrlo según la ciencia