Todo lo que hay que saber sobre el dolor de crecimiento

Un tercio de la población, según recientes estudios estiman que la mayoría de personas han experimentado dolor de crecimiento en su infancia. Niños entre 3-12 años actualmente padecen esta patología. Dolor en las piernas en la noche y la mañana son unos de los síntomas, aunque el dolor posteriormente desaparece, es una forma de identificar esta patología. Respecto a estos dolores, hay muchos interrogantes, y este articulo trata de dar una guía sobre esta patología, que es mas frecuente de lo que creemos.

¿Qué es el dolor de crecimiento realmente?

Los dolores de crecimiento es una patología que le da a niños en edades entre 3-12 años, se manifiesta al comienzo del día y al final de este. Son dolores en las piernas que pueden durar algunos minutos en el peor de los casos varias horas. Se caracteriza por el hecho que durante el trascurso del día el dolor desaparece, su nombre se debe a que esta dolencia aparece en el llamado “crecimiento rápido de los niños”. Sin embargo, el nombre científico es “síndrome musculoesquelético doloroso no inflamatorio”.

Causas de estos dolores

La ciencia todavía no ha determinado el origen de estos dolores, sin embargo, los especialistas en niños han podido eliminar la tesis de que tiene una relación con el crecimiento. Por lo tanto, los especialistas han propuesto una serie de hipótesis de sus posibles causas.

  • Hormonas de crecimiento: Cuando los niños están dormidos alcanzan su punto máximo, permitiéndole a los científicos considerar que este aumento es la causa del dolor.
  • Daño muscular en los niños: La actividad elevada de los niños ha llegado a considerar esta hipostasis.
  • Crecimiento de los huesos: Se cree que los huesos crecen más rápidos que los músculos y los tendones, provocando dolor.
  • Escoliosis: Esta enfermedad es otra de las posibles causas.
  • Síndrome de piernas inquietas: Es otra enfermedad relacionada
  • Exceso de productos lácteos y proteína: Se cree que el consumo elevado de lácteos y proteína puede provocar dolor muscular y óseo en niños.

¿Cómo se manifiesta los dolores de crecimiento?

Los síntomas de los dolores de crecimiento son muy característicos.

  • El dolor aparece al principio en la noche
  • Afecta ambas piernas
  • El dolor puede durar minutos y horas
  • Desaparece el dolor al despertar
  • No existe inflamación
  • El dolor no es reiterativo, puede presentarse por episodios
  • El dolor puede estar acompañados de otros síntomas

¿Qué podemos hacer frente a esta patología?

Realmente esta patología tiene tratamiento, pero no tiene cura, ya que la ciencia no establecido sus causas, para esta condición se recomienda tres medidas:

  • Mejorar la alimentación: Al niño hay que bajarle los niveles de proteína y lácteos, darle más vegetales y frutas.
  • Masajes: Masajear las piernas puede ayudar aliviar el dolor.
  • Analgésicos: si el dolor persiste consultar un médico que nos recete analgésicos según la edad del menor.