¡Lo que hay que hacer para bajar el colesterol malo!

El colesterol malo es el nombre dado a las lipoproteínas de baja densidad, mejor conocidas como LDL. Su tarea es transportar el colesterol al torrente sanguíneo y liberarlo a los tejidos y células del cuerpo. Controlar los niveles de colesterol no es fácil, ya que necesita cambiar completamente su estilo de vida.

El cambio de dieta y el entrenamiento físico diario son la base para reducir el colesterol malo y prevenir problemas cardíacos. Pero, veamos qué estrategias podemos adoptar para detener este problema.

En primer lugar, debe consumir muchas frutas y verduras, ya que son ricas en vitaminas y minerales como la vitamina C, E, ácido fólico y selenio. Un estudio analizó las dietas de más de 4,000 personas, notando cómo un aumento en el consumo de frutas y verduras puede reducir los niveles de lipoproteína de baja densidad. Estos grupos de alimentos también contienen una gran cantidad de antioxidantes y especialmente fibra.

Una buena ingesta de fibra conlleva un aumento del 10% en la lipoproteína de alta densidad (HDL) o «colesterol bueno». La elección de los alimentos que contienen colesterol HDL, es el siguiente paso, ya que ayudan a eliminar el exceso de grasa mediante la recogida de la misma y llevarlo al hígado para ser descompuesto y excretado por el cuerpo. Al final, ejercicio físico constante. Según un estudio, 14 semanas de entrenamiento pueden mejorar significativamente los niveles de colesterol.

Consejos para la salud del corazón

Reducir el azúcar es la manera más fácil de reducir las LDL, manteniendo así niveles saludables de colesterol. El alto consumo de azúcar es perjudicial para la salud, ya que el exceso de carbohidratos puede provocar enfermedades cardíacas y metabólicas.

Además, en lugar de beber bebidas carbonatadas y zumos de frutas, que son ricos en azúcar, pueden ser sustituidos por té helado, kombucha y agua. Y no olvidemos las especias, que no sólo pueden mejorar los sabores de los alimentos, sino que también pueden reducir el colesterol. Por último, el cardamomo, la canela, el jengibre y la cúrcuma son buenas ayudas para el colesterol.