Lo que debes saber del herpes labial

Es muy común que alguien presente esta infección, incluso alguno de nosotros a lo largo de la vida la hemos tenido. Pero ¿Qué es?, ¿cómo se manifiesta y cómo prevenirlo?, en este artículo resolveremos todos estos interrogantes, que te ilustrarán todo sobre esta infección.

¿Qué es el herpes labial?

El virus del herpes labial, o simple, es una infección que ocurre como su nombre lo dice en el área de los labios. En esta zona se forman pequeñas ulceras, inflamaciones que por lo general generan picor y escozor. Esta “patología” es muy común en zonas cálidas, donde la temperatura es alta, ya que la exposición al sol facilita su aparición. Es bien sabido que el sol tiene muchos beneficios para nuestra salud, pero también puede ocasionar complicaciones, una de ella es coadyuvar en la aparición del herpes.

El herpes y la exposición al sol

Una de las “cualidades” del herpes es su resistencia. Cuando se contrae el herpes, se mantiene oculto y pasivo en los ganglios y terminaciones nerviosas del cuerpo, sin poder ser expulsado. El herpes se activa cuando se presentan algunas o varias de estas condiciones:

  • Periodos de estrés
  • Exposición solar prolongada sin protección alguna
  • Cámaras bronceadoras
  • Frio en exceso
  • Deficiencias inmunológicas

Cuando se presentan estas condiciones o una de ellas, el virus deja de dormir y se reactiva en nuestro cuerpo, atacando los labios y área circundantes.

Síntomas del herpes labial

El herpes simple o labial, manifiesta sus síntomas en varias “faces”, en la primera de ella tenemos:

  • Hormigueo y picazón: Las personas empiezan a sentir hormigueo alrededor de los labios, posteriormente aparece la picazón, antes de que aparezca el primer brote u ampolla.
  • Ampollas: Aparecen ampollas pequeñas alrededor del labio, cerca de la nariz o inclusive en los cachetes, normalmente están llenas de líquido blanco.
  • Supuración y costras: Las pequeñas ampollas pueden unirse y luego explotar, dejando llagas superficiales abiertas que supurarán líquido y luego formarán una costra.

Posteriormente a este primer evento hay personas que presentan otros síntomas como:

  • Fiebre
  • Encías erosionadas y dolorosas
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Ganglios linfáticos inflamados

Tratamiento del herpes labial

Para este tipo de infección no hay cura que venza y expulse al virus de nuestro cuerpo, pero si existe tratamientos naturales como cremas y fármacos que ayudan a superarlo (adormecerlo nuevamente). Antes de automedicarse, diríjase donde un médico que le recomiende el tratamiento idóneo según su condición.