¡Lo que debes saber de la higiene bucal!

Esta es una práctica fundamental que debe ser seguida correcta y diariamente para evitar todos aquellos problemas que se relacionan con la boca y la cavidad bucal. Cuando sus dientes no están bien limpios y cuidados lo suficiente, corre el riesgo de sufrir caries, sarro y dolor. Sólo se necesitan unos minutos al día para mejorar este aspecto. Además, una buena higiene bucal ayuda a mantener alejadas las bacterias que son problemáticas y dañinas para la cavidad bucal.

Para este tratamiento, se recomienda utilizar algunas herramientas indispensables, como un cepillo de dientes y pasta de dientes.

Se recomienda cepillarse los dientes varias veces al día y especialmente después de comer, así como antes de irse a dormir para evitar la aparición de caries y sarro que arruinan el esmalte y se mantienen alejados de las bacterias.

En cuanto al cepillo de dientes, recomendamos utilizar uno con cerdas suaves y un mango recto con puntas redondeadas. El cepillo de dientes debe ser reemplazado por uno nuevo cada tres meses. La pasta de dientes debe contener flúor para prevenir la caries dental y optar por un producto a base de menta que también se puede utilizar para combatir el mal aliento en caso de padecerlo.

Además del cepillo de dientes, para eliminar la placa bacteriana, no debe dejar de usar hilo dental frotando suavemente a lo largo de la superficie del diente. Otra herramienta del oficio muy útil para una correcta higiene bucal es el cepillo para pasar entre los espacios interdentales que elimina los residuos de alimentos. Por último, pero no menos importante, no olvide el enjuague bucal que ayuda a desinfectar y limpiar toda la boca.

Higiene bucal: consejos

Para una buena y adecuada higiene bucal y no tener que sufrir de dolor de muelas, caries u otros problemas, aquí tienes algunos consejos y trucos útiles que te ayudarán a mejorar este aspecto y a tener unos hermosos dientes blancos, así como una sonrisa perfecta para lucir en cada oportunidad.

Pasar tiempo en su higiene bucal le permite evitar gastar dinero en el dentista y ahorrar dinero.

Para los que utilizan el cepillo manual, realizar movimientos verticales o rotativos, evitarlos horizontalmente, ya que se considera una técnica poco útil. El tiempo de limpieza suele concentrarse en dos minutos, pero trate de cepillar bien todo el arco dental. El cepillo de dientes eléctrico garantiza resultados rápidos y efectivos y tiene un cabezal y un mango para que puedas usarlo fácilmente.

Para prevenir la caries o el sarro, también es aconsejable prestar especial atención a la nutrición tratando de reducir el consumo de bebidas como el té, el vino tinto o el café y alimentos como el regaliz que tienden a manchar los dientes. Además, limitar o evitar el consumo de caramelos y chicles que son los principales responsables de la formación del sarro.

Estos pequeños consejos y trucos pueden ayudarle a cuidar bien de su higiene bucal y a tener una gran sonrisa.

Higiene bucal: ¿cómo hacerlo en casa?

Para aquellos que no tienen tiempo para ir al dentista debido a los diversos compromisos de trabajo, no se preocupe porque es posible realizar una buena higiene bucal incluso desde casa con un dispositivo que ayuda en este sentido.

Se trata de Denta Pulse, un sistema de vibración sónica que ayuda a alcanzar niveles óptimos de limpieza dental.

Un producto que permite eliminar residuos de alimentos, bacterias, placa, en muy poco tiempo. Adecuado para todos, incluso para aquellos con empastes, dispositivos, implantes y coronas. Un sistema con 3000 vibraciones sónicas que elimina o más bien elimina toda la suciedad que se esconde en los dientes. Un producto que tiene los siguientes beneficios:

  • Elimina cualquier problema en la parte delantera y trasera, pero también en la mitad de los dientes.
  • Actúa como quitamanchas, luego elimina residuos de alimentos, sarro.
  • Equipado con una luz LED que le permite llegar a los dientes incluso en zonas difíciles
  • Tiene un asa y es práctico, además de poder utilizar a toda la familia.

Se utiliza como un cepillo de dientes normal, pero no hay que frotarlo, sino pasarlo suave y ligeramente y esperar a que las vibraciones eliminen todas las impurezas que se han acumulado en los dientes. Debe utilizarse al menos dos veces al día para garantizar resultados concretos y satisfactorios a lo largo del tiempo.