Limpiar la lavadora: 4 consejos para higienizar su interior

La lavadora es uno de los electrodomésticos más indispensables en el hogar, pero también uno de los que más sucio puede acumular; por eso, aprender cómo limpiar el interior de la lavadora correctamente, puede ser de gran ayuda.

De hecho, limpiar la lavadora ayuda a prolongar su vida útil, no solo es una cuestión de higiene. Y por ser un aparato tan importante en casa, cualquier forma de extender su durabilidad siempre será bueno. Por eso, aquí hay algunos consejos para limpiar su interior.

Consejos para limpiar el interior de la lavadora, correctamente

Al momento de limpiar el interior de la lavadora, es muy importante saberlo hacer de manera correcta. Aquí hay algunas recomendaciones:

  • Lo primero que se debe hacer es quitar la cal de la lavadora; para esto el vinagre blanco es muy útil. Se debe realizar un ciclo de limpieza con aspiradora a 60 grados; en el cual se usarán dos vasos de vinagre blanco. Esta acción se debe repetir cada dos meses o cada 50 lavadas.
  • Otro paso importante para limpiar adecuadamente la lavadora, es revisar el filtro. Se debe desenroscar, y mantenerlo bajo un recipiente para acaparar el agua que sale. Luego de esto, se deben vaciar todos los residuos, incluso los grandes; seguidamente, se procede a enjuagar con vinagre y agua nuevamente. De esta manera, podrá desinfectarlo y finalmente eliminar los olores desagradables.
  • Una acción que no se debe olvidar es limpiar la junta del ojo de buey; esta es la zona donde el agua suele estancarse, generando moho, mal olor y baba negra. Para esto, el vinagre blanco vuelve a ser un gran aliado. Basta con utilizar una taza añadida a 5 gotas de aceite esencial de árbol de té; humedeciendo una esponja con la solución para pasarla por el interior del ojo de buey.
  • Para terminar, hay que dedicarle tiempo también al cajón del detergente. Debe desarmarse y sacarlo de la lavadora; luego sumergirlo en un recipiente con agua caliente, un vaso de vinagre blanco y una cucharada de bicarbonato de sodio. Se puede ayudar con un cepillo de dientes que ya no use, para limpiarlo mucho mejor; sobre todo al fondo del cajón, logrando eliminar todos los residuos ahí acumulados de los productos usados.

Con estos cuatro pasos la lavadora quedará completamente limpia y podrás ayudar a prolongar su vida útil.

También te puede interesar: Limpiar la casa todos los días puede salvar tu vida