Las vacunas contra el coronavirus en el mundo: ¿Cuál estará lista antes?

Actualmente hay varias vacunas contra el coronavirus en desarrollo en el mundo. Los científicos han trabajado arduamente para lograr encontrar una cura que ponga fin a la pandemia. Pero algunas vacunas están en un estado más avanzado que otras.

Para llegar a este punto, se ha necesitado un esfuerzo mancomunado entre la ciencia, la empresa privada, gobiernos y sector público y ONGs.

El total de vacunas en desarrollo son 147, pero solo 18 figuran como candidatas, de acuerdo a la fase en que se encuentran y los resultados que han demostrado; son varios los países que se encuentran adelante, aquí están:

Vacunas contra el coronavirus en el mundo:

Estados Unidos

Este país es uno de lo más cercanos a encontrar una de las vacunas eficaces contra el coronavirus en el mundo. En él hay varios proyectos entre esos la de la empresa de biotecnología ‘Moderna’. Esta se encuentra finalizando el protocolo para dar inicio a la fase 3 de ensayo clínico; donde participarán 30.000 personas y debería durar hasta finales de octubre.

Otro de los proyectos de vacuna, más avanzados en Estados Unidos, pertenece a la mayor compañía farmacéutica de este país. Se trata de Pfizer, y su socio alemán BioNTech SE; quienes en mayo anunciaron el inicio de las pruebas del fármaco en humanos.

Johnson & Johnson es otra compañía de Estados Unidos que está en busca de una vacuna. El 30 de marzo anunció la división dedicada al desarrollo de vacunas, en colaboración con el gobierno de los Estados Unidos, se encontraba llevando a cabo la investigación.

Italia y el Reino Unido

El Reino Unido es uno de los líderes de la situación; ahí se está desarrollando una de las vacunas más prometedoras hasta ahora. Se trata de ChAdOx1, desarrollada por el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford en colaboración con la empresa italiana IRBM; y la farmacéutica AstraZeneca será quien la distribuya. Esta vacuna se encuentra en la fase 2 de ensayos clínicos, pronta e iniciar la fase 3. Hasta ahora los participantes han desarrollado una fuerte respuesta inmunológica y de anticuerpos hasta el día 56 del ensayo en curso.

China

Cuatro compañías chinas están desarrollando una vacuna que sea capaz de detener el coronavirus. Estas ya se encuentran aplicando la fase de ensayos clínicos en humanos y esperan tenerla lista para septiembre de este año.

Y es que China tendría en juego con esta vacuna, también el poder mejorar su reputación frente al mundo, teniendo en cuenta las acusaciones que ha recibido en los últimos meses

Brasil

El Instituto Butantan de Brasil, está llevando a cabo pruebas de la vacuna desacoplada de la china Sinovac; se encuentra en una tercera fase de pruebas, con la vacunación de los primeros voluntarios. Se fijaron como meta, vacunar a 9.000 voluntarios para septiembre; luego de ahí iniciaría una fase de seguimiento para evaluar resultados y posibles efectos secundarios. De acuerdo a este cronograma, se prevee que la vacuna estaría lista para ser distribuida a inicios del 2021.

Israel

Hace poco, El Instituto de Investigación Biológica de Israel anunció que sus científicos lograron aislar un anticuerpo monoclonal neutralizante; este podría utilizarse para desarrollar tratamientos eficaces en la lucha contra COVID-19.

Gracias a los análisis de sangre de pacientes curados que el IIBR ha podido realizar, su prototipo de vacuna puede ser muy prometedora. Pues en estos análisis se pudieron identificar las proteínas del sistema inmunológico remanentes cuando un paciente se recupera; esto se considera, por muchos expertos, como la clave para lograr una cura eficaz.

Cuando la vacuna contra el coronavirus esté lista…

A pesar de todos estos proyectos en estado avanzado y con los ojos del mundo puestos en la vacuna de Oxford, muchos expertos piden a las personas no esperanzarse. De hecho, David Nabarro, enviado de la OMS en Inglaterra, aseguró que no se debe contar con que pronto llegaría una vacuna; hay que acostumbrarnos a vivir con la amenaza actual.

Nabarro dijo que: «Algunos virus son muy difíciles a la hora de desarrollar una vacuna, por lo que para el futuro próximo es mejor encontrar una manera de vivir con el virus como una amenaza constante. Esto significa que hay que aislar a los que muestran síntomas de la infección y a sus contactos; habrá que proteger a las personas mayores y garantizar la capacidad de tratar los casos en el hospital. Esta será la nueva norma para todos nosotros».

También te puede interesar leer: ¿Cuántas vacunas son suficientes para que la pandemia se acabe?