Bienestar

Las parejas que duermen juntas sueñan juntas

En muchos países, compartir la cama con la pareja es una práctica habitual. Sin embargo, los estudios sobre la relación entre compartir la cama y la calidad del sueño son escasos y contradictorios. La mayoría de los estudios han comparado el sueño en pareja con el sueño individual midiendo únicamente los movimientos corporales. Sin embargo, el Dr. Henning Johannes Drews, del Centro de Psiquiatría Integrativa de Alemania, y sus colegas superaron estas limitaciones evaluando también la arquitectura del sueño en parejas que compartían la cama.

Los investigadores realizaron el estudio con 12 parejas heterosexuales jóvenes y sanas que pasaron cuatro noches en el laboratorio de sueño. Midieron los parámetros del sueño tanto en presencia como en ausencia de la pareja utilizando la polisomnografía dual simultánea, que es un método muy preciso, detallado y completo para captar el sueño en muchos niveles. «Desde las ondas cerebrales hasta el movimiento, pasando por la respiración, la tensión muscular, el movimiento y la actividad cardíaca», explica el Dr. Drews. Además, los participantes completaron cuestionarios diseñados para medir las características de la relación (por ejemplo, duración de la relación, grado de amor apasionado, profundidad de la relación, etc.).

Dormir juntos: sueños más intensos

Los resultados mostraron que el sueño de movimientos oculares rápidos (REM) es mayor y menos interrumpido en las parejas que duermen juntas que en las que lo hacen individualmente. Este hallazgo es especialmente relevante porque el sueño REM, asociado a los sueños vividos, se ha relacionado con la regulación emocional, la consolidación de la memoria, la interacción social y la resolución creativa de problemas.

Dormir juntos y soñar juntos

El equipo también descubrió que las parejas sincronizan sus patrones de sueño cuando duermen juntas. Esta sincronización, que no está relacionada con el hecho de que los miembros de la pareja se molesten mutuamente durante la noche, se asocia positivamente con la profundidad de la relación. En otras palabras, cuanto más importante calificaron los participantes la importancia de su relación en sus vidas, más fuerte fue la sincronización con su pareja.

Mejor estabilidad emocional durante el día

Los investigadores proponen un bucle de retroalimentación positiva en el que dormir juntos mejora y estabiliza el sueño REM, lo que a su vez mejora nuestras interacciones sociales y reduce el estrés emocional. Aunque los investigadores no han medido específicamente estos posibles efectos, el Dr. Drews afirma que «dado que se trata de efectos bien conocidos del sueño REM, es muy probable que se observen si se ponen a prueba».

Curiosamente, los investigadores descubrieron un aumento de los movimientos de las extremidades en las parejas que comparten la cama. Sin embargo, estos movimientos no alteran la arquitectura del sueño, que permanece intacta. El Dr. Drew dice: «Se podría decir que aunque tu cuerpo está un poco más desordenado cuando te acuestas con alguien, tu cerebro no lo está».

Refuerzo de la salud mental, la memoria y la resolución de problemas

A pesar del pequeño tamaño de la muestra, esta investigación nos permite comprender mejor el sueño de las parejas y sus posibles implicaciones para la salud mental. Dormir en pareja podría suponer un impulso adicional para tu salud mental, tu memoria y tu capacidad creativa para resolver problemas».

También puede interesarle leer: 10 beneficios de la natación para la salud en general

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.