Las mamografías reducen el cáncer de mama en los Estados Unidos

¡Finalmente buenas noticias! En los Estados Unidos, el cáncer de mama es menos mortal hoy que hace 20 años, gracias a las pruebas de detección.

En Francia, el cáncer de mama es el cáncer más común en las mujeres: la Liga contra el Cáncer estima que casi 1 de cada 9 mujeres estará preocupada en su vida. Cada año, se detectan 54,000 nuevos cánceres de seno en el hexágono, especialmente entre mujeres de 50 a 74 años. Menos del 10% de los cánceres de mama se presentan antes de los 40 años.

Buenas noticias: en los Estados Unidos, según la Sociedad Americana del Cáncer, el cáncer de mama está disminuyendo, gracias a las pruebas de detección. El estudio, realizado conjuntamente por la Universidad de Colorado y la Universidad de Michigan (en los Estados Unidos) muestra que entre 1989 y 2018, la tasa de mortalidad por cáncer de mama disminuyó en un 1,8% a 3,4% anualmente.

Más específicamente, en 2015, los especialistas contabilizaron más de 23,000 muertes menos que en 1989. Y en 2018, estimaron una disminución de más de 27,000 muertes, aún en comparación con el año 1989.

CIENTOS DE MILES DE MUERTE EVITADOS A TRAVÉS DE LA EVALUACIÓN

Para los autores de este estudio (publicado en la revista Cancer), estos resultados alentadores son atribuibles en particular a la progresión de la detección del cáncer de mama, y en particular a la mamografía.

“La detección temprana permite un tratamiento más efectivo y un menor riesgo de reincidencia”, dicen. En total, desde 1989, los especialistas estiman que, gracias a la detección, se han evitado entre 384,000 y 614,500 muertes.

Como recordatorio, en Francia, las pruebas de detección organizadas para el cáncer de mama afectan a todas las mujeres entre las edades de 50 y 74 años, sin síntomas ni factores de riesgo particulares para el cáncer de mama, excepto su edad. Se ofrecerá una mamografía de detección (gratuita) cada dos años a través de una invitación por correo.