¿Cuáles son las grasas saludables y no saludables?

grasas saludables

Las grasas son fundamentales para el buen funcionamiento del organismo, esta afirmación rompe definitivamente con ese concepto que tienen muchas personas de que las grasas son dañinas para la salud. De hecho son la principal fuente de energía, pero debes saber cuáles incluir en tu dieta y hacerlo de forma moderada.

Aquí te contaremos cuales son los tipos de grasas que existen y por qué se consideran saludables o no saludables para el organismo.

Grasas saludables

Estas grasas se conocen también como insaturadas, son las que no han sido procesadas ni transformadas por otro organismo, es decir, que se encuentran es su estado puro y el cuerpo puede aprovecharlas al máximo para obtener todos sus beneficios como:

  • Ayudar a digerir las vitaminas.
  • Prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Reducir el colesterol.
  • Funcionar como combustible para aportar energía al cuerpo.
  • Contribuir al crecimiento y desarrollo de los niños, entre muchos otros.

Este tipo de grasas las puedes obtener de los siguientes alimentos:

Aceites Vegetales

En este grupo se encuentran el aceite de maní (cacahuates), girasol, soja, maíz y el aceite de oliva extra virgen. Los puedes usar para cocinar o aderezar tus platos favoritos.

Carnes blancas

La carne de conejo y de pollo se consideran saludables para el organismo. Las puedes incluir en las comidas de todos los días asadas o a la plancha.

Pescado

Especialmente el pescado azul, que contiene además Omega3, que aporta importantes beneficios para la salud. Consume con frecuencia sardinas, salmón, atún, anchoas, jurel, merluza, entre otros.

Frutas

La fruta que más destaca en cuanto a las grasas insaturadas es el aguacate, también algunos frutos secos como las almendras, maní (cacahuate) y las nueces.

Grasas no saludables

Las grasas saturadas se consideran también como grasas malas, pero en realidad son fuente importante de vitaminas, minerales y proteínas. Así que se deben incluir en la dieta en pequeñas porciones para evitar consecuencias perjudiciales para la salud. Algunos alimentos que la contienen son:

Carnes rojas

La carne de res, cerdo y cordero contiene altas cantidades de grasas saturadas. Lo mejor que la consumas solo 2 o 3 veces por semana en porciones de entre 150 y 170 gramos.

Lácteos

El helado, yogur, margarina, mantequilla, leche de vaca, chocolate, quesos también son ricos en este tipo de grasas, siempre elije lácteos bajos en calorías, descremados y consúmelos de forma eventual.

Aceites saturados

El aceite de palma y coco no son las mejores opciones para cocinar por su contenido elevado de grasas saturadas. En su lugar utiliza el aceite de cártamo, canola, oliva extra virgen.

Con estas diferencias entre las grasas saludables y no saludables se acabaron las excusas para no alimentarte adecuadamente. Obtén todos los beneficios que las grasas pueden aportarle a tu cuerpo y adopta hábitos para una vida más activa y sana.