Estilo de vida

9 cosas que no sabes de la muerte

Esto es lo que la ciencia ha descubierto hasta ahora sobre lo que ocurre en el momento de la muerte. La muerte es un tema del que a mucha gente no le gusta hablar. Pero es una parte de la vida que todos tenemos que afrontar. A veces, cuanto más sabes sobre un tema, menos miedo te da. Aquí hay diez cosas que te sorprenderán sobre la muerte.

  1. señales de que la muerte está cerca

Hay muchas causas de muerte, muchas de las cuales son instantáneas. Para las personas que saben que la muerte se acerca, ya sea por enfermedad o por vejez, hay ciertas señales. Estos signos incluyen una respiración lenta, un latido del corazón debilitado y un cambio de color.

Por lo general, en el período anterior a la muerte, la persona se pondrá pálida debido a una caída de la presión arterial. Los dedos pueden estar fríos o azules. Si se siente el pulso, será débil, entonces la respiración se vuelve irregular. Es una señal de que las cosas son bastante preocupantes.

  1. Cuando la respiración se ralentiza, la muerte está probablemente cerca

Puede haber intervalos entre respiraciones en los que parece que la persona ha dejado de respirar durante 15 o 20 segundos. Los familiares de los moribundos suelen preocuparse en esta fase. Es una parte normal del proceso de morir.

  1. Hay dos etapas de la muerte

La primera etapa, conocida como muerte clínica, se produce cuando el corazón de una persona deja de latir. La segunda etapa llega entre cuatro y seis minutos después. Las células cerebrales comienzan a morir debido a la pérdida de oxígeno y se produce la muerte biológica.

  1. La reanimación puede ser posible durante la muerte clínica

Pero no es posible en caso de muerte biológica. Sin embargo, los médicos pueden retrasar la muerte biológica enfriando el cuerpo. Esto alarga la ventana para una eventual reanimación. Ahogarse o morir en un ambiente más frío también puede retrasar la muerte biológica. «Cuanto más frío está el cuerpo, más lento es el ritmo metabólico, por lo que se utiliza el oxígeno más lentamente y esta ventana puede ser más larga.

  1. El oído puede ser el último sentido que se pierda

Aunque esto no se ha demostrado científicamente, está ampliamente aceptado que el oído es el último de los sentidos que se pierde antes de la muerte. Es el sentido más pasivo. Cuando la muerte parece inminente, uno siempre puede hablar y compartir sus últimos pensamientos con sus seres queridos. Porque aunque la presión sanguínea baje y se apaguen, pueden escuchar lo que decimos.

  1. El cuerpo se vacía

Cuando estamos vivos, nuestro cerebro envía constantemente señales para indicar a las distintas partes de nuestro cuerpo lo que deben hacer. Cuando morimos, esas señales cesan. La mayoría de nuestros músculos se relajan. El cuello de la vejiga y el esfínter están en constante estado de contracción, por lo que cuando no hay más señales neuronales hacia la vejiga o los intestinos, se relajan. Por lo tanto, no es raro que salga orina o que alguien defeque inmediatamente después de la muerte.

  1. La morfina no se utiliza para causar la muerte

Una idea errónea común es que la morfina se administra a los pacientes para ayudarles a morir. Esto está muy lejos de la verdad. La morfina no se administra para acelerar el final.

La morfina ayuda a aliviar el dolor, a veces terrible, de ciertas enfermedades terminales y también alivia la sensación de falta de aire en los pacientes moribundos. Con la morfina, respiran más tranquilos y cómodos.

  1. El olor de la muerte se produce en 30 minutos

El cerebro es el primer órgano que empieza a descomponerse. Luego siguen otros órganos. Las bacterias vivas en el cuerpo, especialmente en los intestinos, desempeñan un papel importante en este proceso de descomposición, o putrefacción. Esta descomposición produce un olor muy fuerte. Incluso en media hora, puedes oler el olor de la muerte en una habitación.

  1. La conciencia puede sobrevivir después de la muerte

Hay pocas investigaciones científicas que nos digan qué pasa con la mente después de la muerte. Un estudio de 2014 en particular puede arrojar algo de luz. Investigadores de la Universidad de Southampton (Inglaterra) examinaron a más de 2.000 pacientes con paros cardíacos en Estados Unidos, el Reino Unido y Austria. De los que sobrevivieron, se preguntó a 140 sobre su experiencia cercana a la muerte. El 39% declaró haber sentido alguna forma de conciencia durante la reanimación. Esta conciencia incluía una sensación de tranquilidad y la sensación de que el tiempo se ralentizaba o aceleraba. El 13% declaró tener una sensación de separación de su cuerpo. El 2% declaró tener una conciencia total de su vida después de la muerte.

También puede interesarle leer: 8 cosas que haces cada día y que no sabes que te hacen subir de peso

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.