Bienestar

Las 10 hierbas aromáticas y especias más saludables y sus beneficios para la salud

Aquí están los beneficios para la salud de 10 hierbas y especias, incluyendo la cúrcuma, la menta, el jengibre y más.

Hay varias hierbas aromáticas y especias con múltiples beneficios potenciales para la salud, como las que tienen propiedades antiinflamatorias, potenciadores cognitivos y algunas que incluso pueden ayudar a combatir el cáncer, por nombrar algunas. Algunas de estas hierbas y especias son la cúrcuma, la menta, el jengibre y muchas más. Mucho antes de la medicina moderna, los antiguos griegos utilizaban diversas especias y hierbas por sus propiedades curativas. Hipócrates (460-377 a.C.) utilizaba como tratamiento el azafrán, la canela, el tomillo, el cilantro y otras hierbas, muchas de las cuales se siguen utilizando hoy en día como remedios para la fiebre, el dolor y otras dolencias.

Este artículo explora los beneficios para la salud de 10 hierbas y especias, como la cúrcuma, la menta y el jengibre, entre otras.

  1. Orégano

Otra hierba destacada en la dieta mediterránea es el orégano, que muchos utilizan no sólo como potenciador del sabor de los alimentos, sino también como aceite aromático y suplemento. Los antioxidantes de la hierba contribuyen a su potente sabor y olor, y también pueden aportar beneficios como:

  • reforzar el sistema inmunitario contra las infecciones
  • reducir la inflamación
  • regular los niveles de azúcar en la sangre
  • mejorar la resistencia a la insulina
  • aliviar los síntomas del tracto urinario y los dolores menstruales
  • la lucha contra el cáncer.
  1. Cúrcuma

La cúrcuma es una de las especias más utilizadas hoy en día, tanto para cocinar como por sus beneficios para la salud. La cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antibacterianas, antivirales y antiparasitarias. De todos estos efectos, las investigaciones demuestran que la cúrcuma es más eficaz por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Como antioxidante y antiinflamatoria, la cúrcuma mejora el estrés oxidativo gracias a su capacidad para eliminar los radicales libres tóxicos del organismo. Los radicales libres son moléculas que dañan los tejidos con un número desigual de electrones y pueden ser catalizadores de enfermedades crónicas como las cardiovasculares y el cáncer.

Por su alto contenido en antioxidantes, la cúrcuma puede ayudar a reducir el riesgo de formación de radicales libres y a mitigar los efectos del estrés en el organismo.

  1. Perejil

El perejil es una hierba originaria de la región mediterránea. Mucha gente lo ha utilizado a lo largo de los años, tanto como aromatizante culinario como tratamiento terapéutico para una serie de problemas de salud, como la hipertensión arterial y las alergias. Esta hierba está llena de antioxidantes. Posee una gran cantidad de antioxidantes, carotenoides y otras vitaminas beneficiosas que contribuyen a la salud del organismo y del sistema inmunitario. Entre ellos se encuentra la vitamina K, un nutriente esencial para la salud de los huesos.

  1. Jengibre

El jengibre se ha utilizado durante miles de años como remedio para las náuseas y los problemas gastrointestinales. Hoy en día, la gente utiliza la raíz de jengibre principalmente como especia o suplemento para tratar problemas digestivos. Estrechamente relacionado con la cúrcuma, el jengibre también contiene propiedades antiinflamatorias y un nivel muy alto de antioxidantes totales. Sólo las granadas y ciertos tipos de bayas contienen más. Como agente antineoplásico, varios estudios controlados han demostrado que el jengibre es eficaz como antiemético.

Puede utilizarse para el mareo, el mareo por movimiento y el mareo matutino.

Algunos estudios han demostrado que el jengibre puede tener efectos anticancerígenos. Esto se debe en gran medida a los altos niveles de antioxidantes del jengibre. También puede ralentizar la reproducción celular, hacer que las células dejen de dividirse y detener ciertas proteínas activadoras y vías de señalización que contribuyen al cáncer.

  1. Chili en polvo

La capsaicina, el fitoquímico que hace que los chiles sean picantes, puede desempeñar un papel importante en la regulación de la salud cardíaca y metabólica. Cuando la gente consume chile en polvo, la especia desencadena cambios proteicos beneficiosos en el cuerpo que favorecen la pérdida de peso. Pero los investigadores no comprenden del todo el mecanismo por el que esto funciona. Las personas que participaron en un estudio en el que consumieron cantidades moderadas de chile durante un período de 12 semanas lograron resultados de pérdida de peso, lo que se debió al impacto del chile en el organismo para controlar mejor la insulina, entre otros efectos terapéuticos. En otro estudio, los investigadores observaron que el consumo regular de chile también reducía significativamente los niveles de tejido adiposo (grasa) abdominal y disminuía el apetito y la ingesta de energía.

En cuanto a los beneficios cardiovasculares, una investigación reciente proporcionada por la Asociación Americana del Corazón descubrió que las personas que consumen regularmente chile en polvo pueden reducir su riesgo de muerte por enfermedad cardíaca en un 26%.

  1. Comino

El comino es una especia de cocina muy popular que se utiliza por sus efectos aromáticos. También es beneficioso para la pérdida de peso, el colesterol y el control del estrés, entre otros. También tiene un fuerte potencial antioxidante. Las investigaciones también demuestran que el comino es un antidiabético. Un grupo de 80 personas tomó una fórmula ayurvédica que contenía comino durante un periodo de 24 semanas, y sus niveles de azúcar en sangre postprandiales se redujeron significativamente.

  1. Canela

Las antiguas civilizaciones llevan utilizando la canela desde el año 2.800 a.C. para ungir, embalsamar y tratar enfermedades. Aunque sus propiedades terapéuticas ya no se utilizan tan ampliamente como hace miles de años, la canela sigue ofreciendo un sinfín de beneficios para la salud como especia antimicrobiana, antioxidante, antiinflamatoria, antidiabética y anticancerígena.

Un estudio de 2015 demuestra que la canela puede reducir los niveles de azúcar en sangre. Su papel en la regulación de la glucosa en el organismo se ha sugerido en muchos pequeños ensayos aleatorios de control, aunque los resultados no fueron lo suficientemente significativos como para ser concluyentes. La canela también tiene efectos de mejora cognitiva, y los investigadores han estado estudiando si la especia podría ser un tratamiento eficaz para la enfermedad de Alzheimer.

  1. Menta

La menta es una hierba muy popular, utilizada habitualmente como agente aromatizante. Es originaria de Europa y Asia. En estas regiones, la gente la utilizaba antes de la llegada de la medicina moderna por sus efectos refrescantes, sus propiedades antibacterianas y para mejorar la salud digestiva. Las investigaciones demuestran que, como remedio holístico, la menta también es eficaz para mejorar la salud cardiovascular (corazón) y pulmonar (pulmones) al actuar como broncodilatador. Los broncodilatadores actúan ensanchando las vías respiratorias (bronquiolos) de los pulmones. Al inhalar el aroma de la menta, la persona también aumenta su fuerza respiratoria nasal, lo que permite que entre más aire en los pulmones.

Además, algunos estudios demuestran que la menta es un eficaz relajante muscular debido a su compuesto mentolado refrescante. Por ello, el mentol es a menudo un ingrediente activo en las pomadas y cremas destinadas al dolor muscular.

  1. Equinácea

La equinácea es un suplemento muy conocido por actuar sobre el sistema inmunitario y ayudar a prevenir los resfriados. Aunque las investigaciones aún no han demostrado que la hierba pueda combatir los virus, muchos utilizan la equinácea para apoyar el tratamiento de afecciones como los resfriados y la gripe.

  1. Cardamomo

El cardamomo es otra especia que ofrece una amplia gama de posibles beneficios para la salud. Procedente de las semillas de plantas pertenecientes a la familia del jengibre, la gente suele consumir el cardamomo en tés, como el té chai, así como en algunos cafés, postres e incluso platos salados.

Algunas de las afecciones que las investigaciones demuestran que el cardamomo puede tratar son:

  • estreñimiento
  • cólico
  • diarrea
  • dispepsia
  • vómitos
  • dolores de cabeza
  • epilepsia
  • enfermedades cardiovasculares.

Las propiedades curativas de la especia provienen principalmente de una combinación de sus aceites volátiles, aceites fijos, ácidos fenólicos y esteroles. En particular, los aceites volátiles presentes en las semillas de cardamomo son analgésicos, antiinflamatorios, antimicrobianos y antiespasmódicos.

Las hierbas y las especias añaden sabor a las comidas, pero también son fuentes de nutrientes esenciales que benefician enormemente al organismo. La incorporación de hierbas y especias en la dieta puede aportar algún beneficio o mejora para la salud, pero no debe confiarse en ellas únicamente para el tratamiento completo de ciertas enfermedades.

Las personas con problemas de salud graves deben consultar a un médico para discutir el mejor curso de tratamiento.

También puede leer: ¡Alimentos y bebidas que te ayudan a dormir mejor!

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.