Beneficios de la lactancia materna para el bebé y la madre

lactancia materna

La lactancia materna es la mejor fuente de alimentación para un bebé durante sus primeros 6 meses de nacimiento. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere que la madre continúe dando pecho al pequeño como un complemento de su alimentación hasta los 2 años de edad.

Más allá de ser un alimento cargado de nutrientes y vitaminas indispensables para estimular un adecuado crecimiento y desarrollo del pequeño, también es altamente beneficioso para la madre.

En esta nota te comentamos cuáles son las bondades de la lactancia para ambas partes.

Beneficios de la leche materna para el bebé

Estas son algunas de las bondades de este superalimento para los más pequeños:

●       Es rica en proteínas

Por lo que es un alimento con los componentes ideales para responder a las necesidades del bebé. Además, sus nutrientes y anticuerpos son justamentes los que se requieren tras su nacimiento.

●       Estimula el desarrollo del sistema inmunológico

La leche materna o calostro, posee una sustancia denominada “inmunoglobulina A secretora”, la cual cumple la función de crear una capa protectora sobre las membranas mucosas situadas en la garganta, nariz e intestinos del pequeño. Ya que estas son las partes más sensibles para contraer bacterias, virus e infecciones.

●       Disminuye el riesgo de contraer alteraciones respiratorias

Sobre todo durante los primeros seis meses de vida que están más susceptibles a afecciones respiratorias. Al alimentar al bebé con leche materna es menos probable que padezca asma, por ejemplo. Ya que su sistema respiratorio está más fortalecido.

●       Favorece el adecuado desarrollo de la mandíbula, los dientes y el habla

La acción de succión permite formar la mandíbula en sus primeros 8 meses de vida, y además, fortalece las estructuras orofaciales.

Beneficios de la leche materna para la madre

Mientras el bebé se beneficia de las propiedades de la leche materna, la madre también lo hace, de la siguiente manera:

  • Disminuye las posibilidades de padecer anemia.
  • Reduce el riesgo de sufrir depresión postparto.
  • Estimula la pérdida de peso tras el parto.
  • Crea un vínculo especial con el pequeño.
  • Permite aliviar los dolores asociados a la cesárea.
  • Disminuye el riesgo de padecer diferentes enfermedades, entre esas, ciertos tipos de cáncer, alteraciones cardíacas, obesidad, entre otras.

 

La lactancia materna, además de ofrecer un alimento rico en nutrientes para el pequeño, también significa la oportunidad de crear un vínculo emocional entre madre e hijo y de fortalecer el organismo de ambos.