La vitamina D: síntomas y signos para identificar si hay deficiencia

La deficiencia de vitamina D se nota más al final del invierno, ya que el calor del sol falta considerablemente durante esta estación fría. Este elemento juega un papel masivo en el buen funcionamiento del cuerpo humano, sin mencionar la absorción del fósforo y el calcio por los intestinos y la mineralización de los huesos y las articulaciones.

En caso de fatiga recurrente, depresión, falta de tono muscular, es de rigor pedir a un médico que le prescriba una cierta dosis de esta sustancia orgánica.

¿Cuáles son los síntomas de la deficiencia de vitamina D?

Depresión

La insuficiencia de vitamina D puede llevar a una persona a un estado de crisis nerviosa. Esto se debe a que muchas partes del cerebro tienen receptores para esta hormona. Numerosos estudios han demostrado que los bajos niveles de esta vitamina en la sangre conducen a una depresión grave. Sin embargo, esto no debe confundirse con una depresión temporal.

Dolores óseos y musculares

Se trata de síntomas de deficiencia de vitamina D en adultos, pero también pueden afectar a algunos jóvenes y niños. Una persona que no ha recibido una dosis adecuada de vitamina D es propensa al dolor de huesos. Cada mañana sufren de rigidez en sus articulaciones. Todos estos signos se llaman osteomalacia.

Disfunción eréctil

Un hombre con bajos niveles de vitamina D puede tener problemas de disfunción eréctil. Un estudio llevado a cabo y publicado en el Journal of Sexual Medicine demostró la relación entre estos dos casos. Además, la disfunción eréctil suele estar causada por un trastorno cardiovascular, que a su vez se asocia con una deficiencia de esta vitamina.

Trastorno del sueño

Una persona con deficiencia de vitamina D tiene problemas para dormir bien. Un gran estudio de 1.500 pacientes con problemas neurológicos ha aclarado esta hipótesis. Un trastorno recurrente del sueño es uno de los síntomas más alarmantes de la deficiencia de vitamina D.

Aumento de la vulnerabilidad

Al igual que con otros tipos de vitaminas, la falta de vitamina D contribuye a debilitar el sistema inmunológico. Como resultado, el cuerpo se vuelve más vulnerable a varias enfermedades como resfriados, gripe, angina, etc. Tanto los jóvenes como los ancianos se ven afectados por este estado de fragilidad, que es un síntoma de su deficiencia tanto en mujeres como en hombres.

El calor excesivo

Cuando los niveles de vitamina D están en su punto más bajo, nuestros cuerpos tienden a sudar fácilmente. Incluso sin una actividad física intensa, la temperatura corporal aumenta considerablemente. Una frente que rezuma sin que se haga ningún esfuerzo es un síntoma de deficiencia que debe ser visto de cerca.

Trastornos de los intestinos

Muchos nutricionistas han afirmado que las personas con la enfermedad de Crohn, la enfermedad inflamatoria intestinal o la intolerancia al gluten son propensas a la deficiencia de vitamina D. Si eres uno de ellos, come más alimentos ricos en esta vitamina.
Estos son sólo signos de su deficiencia en mujeres y hombres, pero para estar seguros de su salud, siempre se recomienda consultar a un médico.

También te puede interesar leer: Vitamina C, beneficios para la quema de grasas