Según estudio, la vitamina D reduce las tasas de mortalidad por Covid-19

¿La vitamina D realmente es capaz de disminuir las muertes y evitar llegar a cuidados intensivos? Un nuevo estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Padua junto con las Universidades de Parma, Verona y los Institutos de Investigación del CNR de Reggio Calabria y Pisa, en Italia, ha puesto de relieve la relación entre esta sustancia y la infección causada por el coronavirus.

Aunque el Ministerio de Salud sigue sin pronunciarse sobre el uso de la vitamina D para el tratamiento de los pacientes Covid, hay muchos estudios que demuestran que esta sustancia es capaz de afectar el inicio y el curso de la enfermedad.

La vitamina D reduce el número de muertes por covid

En la actualidad hay más de 300 estudios que ilustran una posible relación entre el Covid-19 y la vitamina D, que muestran una deficiencia de esta sustancia (hipovitaminosis D) en pacientes que han manifestado formas graves de infección causadas por el Sars-CoV-2 y en los que murieron.

Las investigaciones anteriores ya habían demostrado que la hipovitaminosis D se asociaba con una mayor exposición a la enfermedad y sus manifestaciones clínicas más agresivas. Ahora un nuevo estudio muestra cómo la administración de vitamina D en personas positivas para coronavirus, afectadas por comorbilidades, tiene potenciales efectos positivos en el curso de la enfermedad. El profesor Sandro Giannini, de la Universidad de Padua, explica que:

«Los pacientes de nuestra encuesta, con una edad media de 74 años, habían sido tratados con las combinaciones terapéuticas utilizadas entonces en este contexto y, en 36 de 91 personas (39,6%), con una alta dosis de vitamina D durante 2 días consecutivos. Las 55 personas restantes (60,4%) no habían sido tratadas con vitamina D».

Los resultados del ensayo, continúa el profesor, son claros: «En los que habían tomado colecalciferol (vitamina D), el riesgo de muerte o de traslado a la UCI» se redujo en un 80% en comparación con los que no lo habían tomado.

La vitamina D previene las formas graves de infección

El profesor Giancarlo Isaia, catedrático de geriatría y presidente de la Academia de Medicina de Turín, y el profesor Enzo Medico, catedrático de histología de la Universidad de Turín, en un estudio anterior titulado «Posible función preventiva y terapéutica de la vitamina D en la gestión de la pandemia de COVID-19», ya habían puesto de relieve un posible vínculo entre la hipovitaminosis D encontrada en la población italiana y las complicaciones de la infección por coronavirus.

Reequilibrar los niveles de vitamina D sería «necesario en primer lugar para prevenir las numerosas enfermedades crónicas que pueden reducir la esperanza de vida de los ancianos» y probablemente, con «menos pruebas científicas», para provocar una «mayor resistencia a la infección COVID-19», habían especificado los dos científicos.

Sus resultados también han sido confirmados por otros numerosos estudios, incluido uno realizado por Anshul Jain, del Departamento de Anestesiología del Colegio Médico M.L.B., de la India, en el que participaron 154 pacientes y en el que se determinó que el 31,86% de las personas asintomáticas y el 96,82% de las admitidas en cuidados intensivos presentaban niveles bajos de vitamina D.

Aunque todavía no se han realizado ensayos clínicos controlados, varios científicos afirman, por lo tanto, que esta sustancia puede reducir la posibilidad de desarrollar formas graves de infección e incluso prevenirla, tanto es así que el Reino Unido, que ya ha comenzado las vacunaciones, ha decidido distribuir gratuitamente la vitamina D a más de dos millones de ciudadanos, como medida preventiva.

Cómo combatir la deficiencia de vitamina D

En un documento de la Universidad de Turín se destaca que Italia es uno de los países europeos, junto con España y Grecia, en los que hay más casos de hipovitaminosis D. En los países nórdicos la incidencia parece ser menor debido a «la antigua costumbre de añadir alimentos de amplio consumo -leche, queso, yogur- con vitamina D».

¿Cómo se puede remediar una deficiencia? El consejo es exponerse lo más posible a la luz del sol. Los balcones y las terrazas también son buenos para este período de medidas restrictivas. Además, se deben consumir alimentos ricos en vitamina D como la caballa, el atún, el salmón, los quesos grasos, la mantequilla, la yema de huevo, los champiñones y la carne de hígado. En algunos casos, expresamente bajo supervisión médica, también puede tomar medicamentos específicos.

Cabe recordar que no se trata de una medida preventiva comprobada, sino sólo de una hipótesis que aún está siendo examinada por los expertos. Como tal, debe tomarse con precaución, también porque un exceso de vitamina D puede causar calcificaciones generalizadas en los órganos, hasta contracciones y espasmos musculares, vómitos y diarrea.

También puede interesarle leer: 10 terribles y poco conocidos efectos de fumar sobre la salud