La rúcula un alimento excelente para el corazón y la hipertensión

La rúcula es una planta maravillosa no solo por su sabor, sino también por las propiedades que le brinda al cuerpo; consumir rúcula de manera periódica y agregarla a nuestra dieta alimenticia de manera constante trae beneficios para nuestro cuerpo: Disminuyendo la presión arterial y manteniendo el corazón saludable.

Estudios por universidades italianas de los departamentos de farmacología, demostraron que el agente activo “erucina” encontrado en la rúcula, posee propiedades vaso-dilatantes y anti-hipertensas; este estudió también demostró que la erucina, es activada cuando la hoja de la rúcula es cortada o masticada; cabe aclara que estos estudios son ampliamente difundidos en Italia como en revistas internacionales de farmacología.

En el estado natural la rúcula utiliza la “erucina”, para ayuntar y defenderse de algunos animales, pero en cambio para los humanos este agente es sumamente beneficioso, el estudio tiene suma relevancia en la medida que se puede aislar el agente activo de la rúcula para la elaboración de fármacos que permitan tratamientos cardiovasculares como de hipertensión. El consumo de rúcula, como del rábano picante, el brócoli que contienen este mismo agente activo, deben seguir consumiéndose para problemas cardiovasculares y de hipertensión.

Sin embargo, la rúcula no solo tienes propiedades benéficas para el corazón o la hipertensión, se ha demostrado que la rúcula también es beneficiosa para el tratamiento de ulceras y tiene un efecto diurético y es un agente antioxidante para el cuerpo ya que contiene glucosinolatos y poli-fenoles; por último, es un aliado para regular los microrganismos intestinales, permitiéndoles un mejor desempeño.

En conclusión, se recomienda agregar a nuestras comidas rúcula una vez por semana por lo mínimo, y para personas con problemas de hipertensión y cardiovasculares consumirlas con mayor frecuencia, nuestro cuerpo y salud no los agradecerán.