La prímula: una planta ideal para tratar enfermedades respiratorias

prímula

La prímula es una planta herbácea, con una cepa perenne y fragantes flores de color amarillo dorado que florecen en primavera. Es una planta bastante común en Europa. Pertenece a la familia Primulaceae. En el campo científico, se llama Primula veris o Primula officinalis. Durante varios siglos se le han atribuido excepcionales virtudes medicinales. Sus principales componentes activos son los saponósidos, los carotenoides, los flavonoides, el aceite esencial, la vitamina C y algunos minerales como el potasio y el magnesio.

¿Cuáles son sus indicaciones en la fitoterapia?

Las principales propiedades de la onagra son anticatarral, expectorante, antiespasmódica y febrífuga. Para ello, es un excelente remedio contra las enfermedades que afectan a las vías respiratorias. De hecho, promueve la excreción de secreciones bronquiales y pulmonares. Además, se utiliza para tratar la tos, la gripe, la bronquitis, el asma y la tos ferina.

Esta planta también ayuda a tratar los dolores de cabeza y las migrañas. Además, gracias a su actividad sedante y calmante, también ayuda a tratar los trastornos del sueño en los niños, los mareos, los temblores y los ataques de histeria. En cuanto a su efecto antiinflamatorio, ayuda a aliviar el dolor reumático.

La prímula también trata afecciones dermatológicas. Ayuda a hacer desaparecer los moretones, contusiones y hematomas. También es eficaz contra las mordeduras de insectos, las grietas, las hendiduras y las heridas.

Finalmente, actúa sobre los riñones. Ayuda, entre otras cosas, a combatir las infecciones del tracto urinario.

¿En qué formas farmacéuticas está disponible?

En la fitoterapia, se utilizan las flores y las raíces de la planta. En las farmacias y parafarmacias, la onagra suele presentarse en forma de tisanas, flores secas, polvo, tintura madre y cápsulas.

¿Cómo se usa?

La concentración de los componentes químicos varía según la parte de la planta utilizada. Por lo tanto, recomendamos una dosis máxima diaria de 2 a 4 g para las flores y de 0,5 a 1,5 g para las raíces.

Para la preparación de una infusión de hierbas, se necesita una cantidad de 1 cucharada de flores secas para una taza de agua. Dejar en infusión durante unos diez minutos y beber 2 o 3 tazas al día. Este preparado puede aplicarse como una compresa en la piel para luchar contra los problemas de la piel.

Para la tintura madre, se recomienda diluir de 20 a 25 gotas de tintura en un vaso de agua y beber 3 veces al día. La cura debe completarse en un máximo de 3 semanas.

Para las cápsulas, la dosis habitual es de 3 a 6 cápsulas repartidas a lo largo del día.

¿Cuáles son las precauciones de uso?

Consumida en altas dosis, la onagra causa irritación gástrica y vómitos. Por lo tanto, una contraindicación se aplica a las personas que sufren de úlcera gástrica. Esta restricción también es válida para las mujeres embarazadas y lactantes. En todos los casos, es importante buscar asesoramiento médico antes de su uso.

También te puede interesar leer: Bugrana Espinosa: una planta con muchos usos médicos tradicionales